Etiqueta: 418

CARTAS A UN JOVEN NOVELISTA, Mario Vargas Llosa

Una de las grandes virtudes de Mario Vargas Llosa como ensayista es la de conjugar la claridad expositiva, la agudeza y una pasión que se contagia. No hay en los ensayos del peruano, ni siquiera en los más ambiciosos como Historia de un deicidio, el afán de otros pensadores por enrostrar al lector su erudición ni el de abrumarlo con citas o galimatías que suenen muy inteligentes aunque no digan nada; hay, en cambio, ideas luminosas encarnadas en una prosa accesible y amena que rezuma entusiasmo por la literatura y por los autores que comenta.

Loading

Descarga

Facebook

Historial