Select Page

Dolores Castro, un cielo poético

Dolores Castro, un cielo poético

30 de marzo de 2022

Poeta mexicana que nació en Aguascalientes el 12 de abril de 1923, Dolores Castro Varela, y creció en Zacatecas. Entregó su vida a la poesía, una escritora que, durante su infancia pasaba horas jugando a ser maestra en la casa de su abuela materna y a días de cumplir 99 años, nos deja hoy.

Entre actividades como charlas, la poeta mantenía una vida activa hasta la noche del pasado lunes, cuando fue internada y falleció esta mañana a causa de complicaciones en vías biliares, informó su hija Dolores Peñaloza Castro.

Graduada en Derecho y con la Maestría en Letras Modernas en la UNAM, también estudió Estilística e Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid; Lingüística y Literatura en la ANUIES y Radio en el Instituto Latinoamericano de Comunicación. Fue profesora en distintas universidades de México y fundadora de Radio UNAM, productora de programas radiofónicos.

Recibió el Premio Nacional de Poesía de Mazatlán 1980 por el poema ¿Qué es lo vivido?; el Premio Iberoamericano de Poesía Ramón López Velarde 2013; y el Premio Nacional de Ciencias y Artes en Literatura y Lingüística, del año 2014.

Como reconocimiento a su trayectoria ha recibido la Medalla José Emilio Pacheco 2016; en el año 2008, el INBA le rindió un homenaje por sus 85 años de vida. Y dos galardones llevan su nombre: el Premio Estatal de Poesía Dolores Castro, otorgado por el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, y el Premio Dolores Castro de Poesía, Narrativa y Ensayo Escrita por Mujeres, que concede el H. Ayuntamiento de Aguascalientes, por medio del Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura. Entre sus obras encontramos Viento quebrado. Poesía reunida, y Río memorioso, por mencionar algunos.

En un homenaje, hablando de poesía por las distintas épocas, comentó que “antes la mujer no podía hablar, menos escribir. Ahora [en los años 80] la poesía femenina está lejos de expresar lo que dirá cuando sea plenamente libre. Las mujeres nos hemos expresado con muchos otros lenguajes no articulados: el llanto oportuno, la sonrisa, el grito o el silencio, pero nos falta mucho que decir en el terreno de la literatura”.

Una mujer que siempre agradeció la vida, y lo expresó en cada oportunidad. Lamentamos esta pérdida para el mundo cultural, ha dejado huella en la literatura mexicana y la recordaremos siempre.+

Historial

Descarga