Select Page

Que no pare la música

Que no pare la música

19 de enero de 2022

Citlali Figueroa

Se decía que Apolo y las musas llegaron con la música para los seres humanos como regalo de los dioses, que la lira fue otorgada por Hermes y Atenea dio la trompeta y la chirimía. No sé si la cultura China tenga razón y la música sea un obsequio del pájaro milagroso. Tal vez comenzó los caracoles y las flautas que se usaban en la música prehispánica con canto y danza para los rituales que en conjunto con olores, sabores, esencias y poesía se convertían en un deleite para los sentidos mientras contaban mitos sobre los dioses y la creación.

La verdad es que hay música en todos lados, desde las aves que escuchamos cantar y adoramos en todas las estaciones, pero como lucen durante la primavera. La música nos lleva de viaje en el tiempo, nos remonta al pasado y nos pone a reflexionar sobre el futuro. No hay una etapa de mi vida que no asocie con alguna canción o artista; durante los 90 estaba de moda que los padres usaban a Mozart y otros representantes de la música clásica como acompañantes durante el embarazo y posteriormente, en la siesta. Mis padres fueron de ellos, mezclaban el rock y la música clásica, ahora dicen los expertos, que no tiene influencia el género musical, solo es la música la que activa ambos hemisferios del cerebro, mejora las capacidades motoras y de razonamiento. Al escuchar música los niveles de dopamina incrementan, por eso sentimos placer.

Como pueden notarlo, no es coincidencia que la música sea de las primeras actividades que el ser humano hace por placer, no tengo la cifra exacta, pero estoy segura que la mayoría de la población canta en la bañera y baila mientras limpia el hogar. Durante esta pandemia hemos estado en casa más de lo que acostumbrábamos, y hemos aprendido a valorar aquellas actividades que pensamos que no terminarían.

Foto: Orquesta Sinfónica de Minería

¿Qué podemos hacer para apoyar al arte?

La Orquesta Sinfónica de Minería es de las principales orquestas en México, donde cada uno de sus integrantes da armonía y magia durante los conciertos. No puedo imaginar cómo sería una presentación sin la percusión, sin los instrumentos de aire o de cuerdas, sin el piano, sin el director de orquesta que con su batuta dirige a la orquesta unificando el sonido y dando como resultado una gran interpretación.

La pasada Temporada de Verano, tuvimos la fortuna de contemplar el concierto desde nuestro hogar, solo hizo falta subir el volumen y cerrar los ojos para sentirnos en la sala Nezahualcóyotl.

¡Hoy la música suena gracias a ti!

Apoyemos a que la música no pare, a que los artistas sigan expresándose y creando música, porque el arte nos salva. +

Historial

Descarga