Los libros más leídos de Margaret Atwood #JuevesDeListas

Los libros más leídos de Margaret Atwood #JuevesDeListas

Descubre la literatura a través de los ojos de Margaret Atwood, una escritora y activista excepcional. Sumérgete en el mundo de libros que han forjado su camino mientras te guía con cercanía y calidez. Explora en este #JuevesDeListas las profundidades de la escritura de Atwood con los libros más leídos de la autora.

El cuento de la criada. En Salamandra Bolsillo

El libro de cabecera de una nueva generación. Amparándose en la coartada del terrorismo islámico, unos políticos teócratas se hacen con el poder y, como primera medida, suprimen la libertad de prensa y los derechos de las mujeres. Esta trama, inquietante y oscura, que bien podría encontrarse en cualquier obra actual, pertenece en realidad a esta novela escrita por Margaret Atwood a principios de los ochenta, en la que la afamada autora canadiense anticipó con llamativa premonición una amenaza latente en el mundo de hoy. En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela -o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir- le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo. Los peligros inherentes a mezclar religión y política; el empeño de todo poder absoluto en someter a las mujeres como paso conducente a sojuzgar a toda la población; la fuerza incontenible del deseo como elemento transgresor: son tan sólo una muestra de los temas que aborda este relato desgarrador, aderezado con el sutil sarcasmo que constituye la seña de identidad de Margaret Atwood. Una escritora universal que, con el paso del tiempo, no deja de asombrarnos con la lucidez de sus ideas y la potencia de su prosa.

Los testamentos. En Salamandra

En esta brillante secuela de El cuento de la criada, la aclamada autora Margaret Atwood responde a las preguntas que han cautivado a los lectores durante décadas. Novela ganadora del Man Booker Prize 2019Subo y penetro en la oscuridad del interior; o en la luz. Cuando las puertas de la furgoneta se cerraron de golpe tras Offred al final de El cuento de la criada, los lectores no tenían forma de saber cuál iba a ser su futuro: la libertad, la prisión o la muerte.Con la publicación de Los testamentos, la espera ha terminado. Margaret Atwood recupera la historia quince años después de que Offred se adentrara en lo desconocido, con los testimonios asombrosos de tres narradoras del mundo de Gilead. Queridos lectores y lectoras: vuestras preguntas sobre Gilead y su funcionamiento interno han sido la fuente de inspiración de este libro. ¡Bueno, casi todo! La otra es el mundo en el que vivimos.

Nada se acaba. En Lumen

¿Existe alguna manera de trascendernos, de vencer nuestra condición de seres mortales, quizá a través de la pasión? Esa es la pregunta que guía e intriga al lector en Nada se acaba. El matrimonio de Elisabeth y Nate hace aguas. Llevan casados más de una década y viven bajo el mismo techo, pero durante los últimos años han llevado vidas separadas. En su naufragio conyugal se embarcan en constantes aventuras sentimentales de las que suelen volver maltrechos, hasta que de repente algo cambia: el suicidio del último amante de Elisabeth y la relación entre Nate y Lesje, una paleontóloga que solo se siente cómoda entre fósiles de dinosaurios, van a crear un nuevo triángulo amoroso que rompe el peculiar equilibrio de la pareja. A lo largo de estas páginas llenas de sabiduría desfilan adultos que al final del día no son más que niños en busca de protección. Su desconcierto y su rabia son en el fondo universales, pues duele comprender que no somos más que una mota de polvo en la historia del universo: por mucho que hagamos, nada se acaba y la vida sigue sin pedir permiso. Finalmente, entre tantas dudas, un destello de luz se abre paso: tal vez la entrega amorosa pueda llevarnos hacia el futuro y ser un antídoto contra la muerte y el olvido.

Ojo de gato. En Salamandra

Finalista de los prestigiosos premios Booker y Governor Generals, Ojo de gato es un insólito escrutinio de la vida cultural canadiense desde la Segunda Guerra Mundial hasta los años ochenta. Mediante la forja de la personalidad de su protagonista, desde la infancia hasta la madurez, Margaret Atwood repasa, con la vehemente lucidez que la caracteriza, este fascinante período en el que el progreso del feminismo se entrelaza con la incesante mutación del arte moderno. Con motivo de la primera retrospectiva de su obra en Sub-Versions, una galería alternativa de Toronto regentada por un puñado de mujeres, Elaine Risley, una pintora rodeada de un aura de artista polémica, regresa a la ciudad y al paisaje de su juventud. El reencuentro con la urbe, antaño puritana y gris, ahora destellante bajo las luces de neón, hace aflorar una profusión de recuerdos, entre los que destacan imágenes de su atípica familia, su excéntrico y brillante hermano, con quien acostumbraba a jugar a las canicas, y sus antiguas amigas Carol, Grace y, en particular, Cordelia, con las que había creado un mundo propio ajeno a las preocupaciones de los adultos. Pasados los años, Elaine prosiguió su camino guardando para sí esa etapa extraña de su infancia al que accede gracias a una preciada canica de ojo de gato que le sirve de luz. A través de las vívidas descripciones de obras de arte, la fuerza evocadora de las escenas retrospectivas y la presencia de sutiles pinceladas autobiográficas, Atwood nos ofrece una magnífica novela de aprendizaje, donde una canica de vidrio transparente con una flor de pétalos de colores en elcentro gira y gira en un equilibrio tan precario como la vida de las mujeres, que una vez fueron niñas. Perturbadora y mordaz, Ojo de gato revela a una escritora en permanente estado de gracia. La crítica dice: el mejor libro que se ha escrito en mucho tiempo sobre la amistad femenina.

El año del diluvio. En Salamandra

Una eminente ficción distópica sobre la amistad de dos mujeres que sobreviven a la extinción del planeta. Segunda parte de la llamada Trilogía de MaddAddam. Las predicciones de Adán Uno, afable líder de los Jardineros de Dios, se han hecho realidad, y el Diluvio Seco ha asolado el planeta y parece haber acabado con toda traza de vida humana. Solo dos mujeres parecen haber sobrevivido a la gran catástrofe natural: Toby, que se ha atrincherado en un balneario de lujo, y Ren, una joven artista de trapecio encerrada en Colas y Escamas, un distinguido club donde trabajan las chicas guarras más limpias de la ciudad. Y mientras Toby y Ren deciden cuál será su siguiente paso, en el mundo exterior campan a sus anchas los gobernantes corruptos y proliferan las nuevas especies transgénicas, que amenazan con destruirlo todo. El año del Diluvio, que es tierna y sombría a partes iguales, nos descubre a la Margaret Atwood más brillante e imaginativa.

Penélope y las doce criadas. En Salamandra

Una obra fabulosa, decididamente irreverente. The New York Times

Ganadora en dos ocasiones del Premio Booker -en el año 2000 con El asesino ciego y en 2019 con Los testamentos-, un hecho insólito en la historia del máximo galardón literario de las letras anglosajonas, la aclamada autora de El cuento de la criada nos sorprende con una valiente reelaboración del mito de Penélope, esposa de Odiseo y símbolo por excelencia de la fidelidad conyugal a lo largo de los siglos. En el relato homérico, tras la marcha de Odiseo a la guerra de Troya, Penélope se las compone -mientras teje y desteje incansablemente su tapiz- para conservar el reino de Ítaca, criar a su hijo descarriado y mantener a raya a una caterva de pretendientes. Cuando, al cabo de veinte años, Odiseo regresa a casa tras superar un sinfín de contratiempos, enfrentarse a seres monstruosos y acostarse con diosas, mata a los pretendientes de Penélope y, curiosamente, también a doce de sus doncellas. En una espléndida vuelta de tuerca al mito antiguo, Margaret Atwood ha decidido contar su versión de Penélope y sus doce criadas ejecutadas. Sabio, poético y lúdico a un tiempo, el resultado es un retablo deslumbrante y turbador que presenta una dimensión desconocida de la abnegada esposa de Odiseo y ofrece una interpretación atrevida de un antiguo misterio. Margaret Atwood toma partido por Penélope con un brío arrollador y explora con ímpetu la verdadera naturaleza del mito.

Maddaddam. En Salamandra

Considerada por la crítica el reverso en clave ecológica de El cuento de la criada, esta última entrega de MADDADDAM la trilogía homónima de Margaret Atwood sobre el fin del mundo cierra con grandeza épica el dramático relato de destrucción, resiliencia y renovación iniciado con Oryx y Crake y El año del Diluvio. Narrada desde el punto de vista de una mujer y un hombre dotados de una lucidez, una ironía y una compasión que reproducen los valores de la propia autora, esta visión sin paliativos sobre el abismo al que la sociedad actual está abocando al planeta es también un homenaje al arte de contar historias. La mayor parte de la población ha sido exterminada por una epidemia creada por el hombre, o más exactamente por Crake, quien tomó la decisión de salvar el planeta de la catástrofe ecológica reemplazando a la humanidad por unas criaturas inocentes, herbívoras y pacifistas llamadas crakers. Además de éstos, entre los supervivientes de la gran devastación natural se cuentan algunos maddaddámidas, antiguos bioterroristas enfrentados a las grandes corporaciones, y unos cuantos Jardineros de Dios que en su día se consagraron a la plegaria y la veneración de la Tierra. Las circunstancias los obligan a convivir y a organizarse mientras sus líderes, Toby y Zab, hacen lo posible para protegerlos de los ataques de los despiadados paintbalistas y de los cerdones, temibles híbridos de cerdo y humano. En esta complicada coyuntura, sin embargo, aún hay espacio para la historia y para el mito, y los supervivientes, pese a estar conmocionados y aturdidos, todavía son capaces de mostrar afecto, amor y solidaridad. El mundo sigue estando lleno de sorpresas, y quizá, al fin y al cabo, la esencia de lo que nos define más profundamente como personas no esté condenada a desaparecer para siempre. +

Historial

Descarga