Select Page

Elegí ser un pintor: Lari Pittman

Elegí ser un pintor: Lari Pittman

3 de noviembre 2022.

Por Irma Gallo

En una época en que se decía que la pintura era un arte muerto, y cuando ser queer —aunque todavía no se utilizaba esa palabra— no estaba aceptado ampliamente, Lari Pittman, que ya había salido del closet, se decidió por la pintura. “Elegí ser pintor”, dijo en el recorrido de prensa por su exposición Lari Pittman: lo que se ve, se pregunta, que se inaugura mañana, 4 de noviembre, en el Museo Jumex.

Acompañado por Connie Butler, curadora en jefe del Hammer Museum de Los Ángeles, —y curadora invitada por el Museo Jumex—, el artista que pasó su niñez en Colombia aunque nació en Estados Unidos, habló de su identidad en ese país, a propósito de sus obras:


“En lo personal, tengo una identidad social y cultural que es diferente. Entonces esa ruptura, esa ironía, de la construcción de identidad de los Estados Unidos no aplicaba a mí personalmente. Entonces, esa fue la razón de construir estas pinturas”.

“Estas pinturas son muy emocionantes para mí porque fue la primera vez —son de 90 a 94— que quería avanzar en las ideas de una identidad, no una identidad trans pero sí una identidad más lúdica. En ese tiempo no había los términos que tenemos ahora. Hoy uno puede aclarar más esa identidad cultural binaria o trans o queer o LGBTIQ, todos esos términos que ya existen, que le dan un medio para entender verdaderamente la complejidad humana. Entonces no tenía esos términos pero ya estaba pensando en eso porque estaba recibiendo mensajes culturales de que eso ya estaba naciendo en la cultura”.

El título de la exposición está inspirado en el cantante mexicano Juan Gabriel. “Siempre me ha encantado Juanga”, dijo Pittman, “porque yo he sido queer desde los 20 años al público. Con Roy —su esposo, que lo acompañó en la conferencia y recorrido de prensa— nos conocimos cuando teníamos 20 años. Siempre hemos vivido una vida libre, abierta, y lo que me fascinaba de Juanga es que tenía una posición muy curiosa en la sociedad mexicana. A nosotros nos parecía un poco raro, pero lo entendíamos, que él era adorado por el público mexicano pero también no se hablaba de la realidad de su persona”. El artista norteamericano hizo referencia a la ocasión en que le preguntaron a Juan Gabriel acerca de su sexualidad y él respondió: “lo que se ve, no se pregunta”.

La falta de regulación de la portación de armas en su país, con la consiguiente violencia que ha provocado, también es tema de la obra de Pittman.

“Siempre en Estados Unidos me preguntan esa falsedad de “¿No le da miedo ir a México?”, y yo respondo: “Perdón, Estados Unidos es el país más violento en el mundo; talk to the hand. No me moleste”. Pero, al mismo tiempo, les tengo que decir una cosa de mi autobiografía, de mi narrativa personal: yo fui víctima de dos balazos en mi abdomen en este tiempo. Entonces también ese momento violento personal, fui violado por una persona que estaba entrando a mi casa. Entonces soy una estadística, como dicen, de la violencia americana acerca de las armas”.

Eso, continuó el artista, impulsó “la ironía de mi condición social: de verdaderamente un privilegio personal, a no privilegiado por ser queer y también ser una estadística de la pandemia violenta de mi país”.

La obra de Pittman reflexiona sobre el género, la clase y la raza. Desde hace más de cuatro décadas se encuentra a la vanguardia en lo artístico y en lo social. En la década de los setenta fue muy cercano a grupos feministas en California. A la pregunta de si se considera feminista responde “Siempre fui feminista. Siempre, desde los 20 años”.

Según la curadora Connie Butler, la obra de Lari Pittman desafía las historias y tradiciones de la pintura “a través de la artesanía y las artes decorativas que han sido significativamente influidas por la cultura mexicana”. En la conferencia de prensa el propio artista lo reconoció: “Ustedes van a poder ver esos impulsos decorativos en las pinturas que aprendí de la cultura de las artesanías mexicanas y también de muchas de las colecciones que hemos podido agregar a nuestra casa en Los Ángeles”.

La muestra Lari Pittman: Lo que se ve, se pregunta, que estará abierta al público hasta el 26 de febrero de 2023 en el Museo Jumex, está integrada por más de 50 obras, entre dibujos, pinturas, esculturas y libros de artista.

Historial

Descarga