Select Page

La crucifixión de Jesucristo: una recreación de Amélie Nothomb

La crucifixión de Jesucristo: una recreación de Amélie Nothomb

16 de marzo de 2022

Carlos Torres Tinajero

Sed (Anagrama, 2022) es la más reciente novela de la escritora belga Amélie Nothomb. En ésta se le da voz a Jesucristo una noche antes de su condena a morir en la cruz, para recrear uno de los episodios fundacionales en la historia de la humanidad, con independencia de convicciones religiosas. La conciencia del narrador, al borde de la muerte, es una de las peculiaridades en el hilo conductor de la obra. Desde una perspectiva humana, se refleja el miedo de Jesucristo por tener las horas contadas y por perder la vida al día siguiente.

Resultado de la histórica pena impuesta por Poncio Pilatos, la crucifixión tiene respaldo social en los testimonios del pueblo, en los que se acusa a Jesucristo de actuar con mala fe por curar a las personas, o de convertir el agua en vino gracias a sus dones, de los que ya todos dudan, y los cuales exhiben en las conversaciones a lo largo de la plaza pública. El objetivo es condenarlo en los ámbitos judicial y popular con furia descomunal y consecuencias lamentables.

El tren de pensamiento de Jesucristo es un elemento clave en la creación y en la concepción de este libro. Un lenguaje directo da rienda suelta al descubrimiento pleno de la interioridad del personaje. Cerca de su fatal sentencia, se cuentan momentos decisivos en la celda y en la mente de Jesucristo, con un estilo claro, contundente por sus ideas concretas. Tanto la atmósfera carcelaria como el discurso monologal creados por Nothomb entretejen la trama, las emociones, la resignación de Jesucristo en medio de las calumnias dolosas para crucificarlo, una de las penitencias para los delincuentes perversos o vergonzosos de aquella época, por la crueldad y la falta de compasión en el castigo. Mención especial merece la desconfianza provocada por la situación agreste, que se matiza a través de la ideología y de las bases epistemológicas de la filosofía de Jesucristo, basadas en el perdón y en la comprensión del otro; esto resulta crucial para impe dir la resistencia a la crucifixión.

El título de Nothomb hace alusión directa a una de las sensaciones de Jesucristo ya en la cruz. Con los labios resecos, ha tenido mucha sed por varias horas, tanta que la necesidad se vuelve insoportable. En vez de darle agua, le ofrecen una esponja mojada con vinagre para escarmentarlo y burlarse de él. A pesar de esa humillación, Jesucristo la muerde para sorber el jugo. Sin quejarse del sabor amargo del vinagre, agradece la cortesía de los soldados: una muestra de coherencia entre su filosofía y sus acciones.

La parte acusadora emplea una serie de falacias argumentativas con el objetivo de ser fiel a su encomienda: humillarlo en público. Relatos y evidencias falsas de habitantes del pueblo componen las audiencias de los alegatos judiciales. Contra los argumentos de Jesucristo, las denuncias ponen al descubierto sus acciones humanitarias, pero les dan un giro opuesto y siniestro, con tal de seguir el juego de la multitud. Cambios en la conducta de quienes Jesucristo curó, falsas pruebas de hechizos e infamias ratifican su pena. Las demostraciones falaces en su juicio son gravísimas injurias por sanar al hijo de una persona y por decir que es el hijo de Dios. Todo el tiempo del careo, se juega y se manipula el discurso con gran habilidad para crucificar a Jesucristo a punta de palabras y de azotes, como si hubiera gozo al hacerlo. Pero la prueba de la falsedad de esas declaraciones reside en que Jesucristo no ejerce ninguna magia para ayudar a los enfermos y mucho menos para liberarse del proceso acusatorio. Pese a ello, ninguno de los beneficiados por las obras caritativas de Jesucristo siente la mínima gratitud por su servicio a la comunidad; incluso, le reprochan con amargura los milagros que hizo por los demás, burlándose y desacreditándolo por completo sólo por cumplir con una intención política y judicial específicas.

Muchas de las reflexiones centrales al borde de la muerte repasan las aspiraciones y las relaciones familiares y comunitarias, primordiales para Jesucristo. A partir de ese flujo de conciencia ―fundamental para el desarrollo de esta obra―, revela numerosas vivencias con José, uno de los símbolos con mayor arraigo conceptual para muchos, por sus características sociales, emotivas y funcionales en la trama y en el judeocristianismo. Las meditaciones de Jesucristo sobre José, a estas alturas de la evolución psicológica en la construcción narrativa, develan su importancia: representa la gran figura paterna en la historia, el eje rector de múltiples concepciones sociológicas en la doctrina católica hasta nuestros días para muchos feligreses. Postrado en los brazos de la cruz, la introspección de Jesucristo enaltece a José para reivindicarlo por sus atributos éticos. Desde esa óptica, habría que repensar el valor sustancial de José por su decisiva trascendencia en la noción de “familia” y de “sociedad” judeocristianas, para situarlo en la trayectoria de Jesucristo.

En suma, Sed de Amélie Nothomb tal vez sea una novela ejemplar por la profunda y develadora interiorización de las emociones, y por el manejo del lenguaje. Original por adentrarse en un acontecimiento histórico y por darle voz a Jesucristo, la eficacia narrativa de Nothomb tiene una expresión sólida en el discurrir intelectual del personaje; sirve para desplegar las acciones dramáticas y para caracterizarlo desde un acercamiento social e histórico, con todas las complejidades que implican la confección del personaje y la recreación de la época. Muy lejos de caer en fanatismos, el propósito de la entrega literaria de Nothomb es hablar de Jesucristo desde una dimensión humana y emocional; tal vez nunca antes vista con el rigor necesario. Esta novela se pone al servicio de la historia todo el tiempo, para reivindicarla a través del lenguaje preciso y de una creación estética con mucha seriedad, desde un enfoque realista que aprovecha las herramientas formales de la literatura. +

Historial

Descarga