Select Page

Lean este libro

Lean este libro

23 de febrero de 2022

Hilario Peña

“…Un mundo cimentado en las glorias de la cibercultura, donde ningún sueño era irrealizable. Hasta el día que esa alma artificial de la raza humana que era Internet fue infectada por un cáncer de entropía.”

Esta cita proviene de En la abadía de Thelema. Cuando leí eso de “donde ningún sueño era irrealizable” recordé cómo es que todos somos lo que queramos ser en Internet: sibaritas acostumbrados a la buena mesa; filósofos tira netas; atletas de alto rendimiento; autores consagrados; el hijo de un presidente ejerciendo como abogado sin licencia en Norteamérica. Para demostrarlo, solo hace falta un sitio web y unas selfies… y si alguien pone en tela de juicio nuestros logros, pues simplemente lo bloqueamos.

La Abadía de Thelema es varias cosas a la vez: el antiguo estudio de un atormentado pintor surrealista; un bar propiedad de Mireya, musa de artistas y apasionada estudiosa de Crowley; el recinto donde una performancera monta una goth-opera basada en El rey en amarillo; un lugar donde convergen magos, músicos y actores, y, finalmente, un libro del escritor tapatío Luis Abbadie. La fauna que se reúne en la abadía de Thelema me recuerda un poco a los beats, solo que en lugar de escuchar jazz, escuchan a Peter Murphy, y en lugar de leer a Kerouac, leen a Crowley.

Es raro encontrar un libro de cuentos con una unidad temática tan fuerte. Lo que une a todos estos relatos es la Abadía de Thelema, presente en cada uno de ellos. El cuento del que extraje el fragmento que usé como epígrafe es un interesante ejercicio de metaficción protagonizado por dos narradores que intercambian métodos de escritura. Uno de ellos es el caótico Mauricio, quien está peleado con las escaletas o con cualquier método que ponga un arnés a su ingenio, así que crea historias sin saber a dónde lo llevará su instinto. El otro personaje es Cordelia, quien planifica y es mucho más estructurada a la hora de escribir.

En otro relato una mujer es víctima de un hechizo que le arrebata el control de sus brazos. En el último cuento, un poseído llega a la abadía e intenta destronar al dios Ma’at, con abundantes referencias a un texto de Crowley, El libro de la mentira (que, paradójicamente, es el libro de las verdades).

Sin embargo, escribir weird no es nada más narrar historias urbanas con elementos fantásticos. Una parte importante es el uso de técnicas neodocumentales como la seudobibliografía y la criptohistoria, y esto Abbadie lo sabe muy bien. Tanto que llega un momento en el que no sabes si estás leyendo no-ficción. Otro recurso que logra este resultado es el poblar sus relatos con personajes de la “vida real”, como el cineasta Guillermo del Toro y el músico y pintor José Fors.

En la abadía de Thelema es un buen libro de cuentos interconectados, pero un poco críptico. Tanto que por momentos sientes que su autor te está hechizando por medio de La canción de Casilda, y otros textos arcanos que aparecen referenciados… Tal vez el mismísimo Rey en Amarillo me indujo a escribir esta reseña… Pensándolo bien, ¡no lean este libro!+

Historial

Descarga