Infinito (Carta editorial Revista Lee+ 156)

Infinito (Carta editorial Revista Lee+ 156)

01 de mayo de 2022

Algunas personas suponen que representan una especie en peligro de extinción, una comunidad casi infinitesimal, que camina sobre el filo de la navaja y arriesga la vida en cada uno de sus pasos. Sin embargo, los lectores están muy lejos de enfrentar estos peligros: su existencia silenciosa les permite pasar casi desapercibidos y son idénticos a un caudaloso río subterráneo. A pesar de todo lo que ha ocurrido y lo que pueda ocurrir, los libros han sobrevivido y ―en el peor de los casos― se han convertido en las sombras que se manifiestan, aunque el tiempo los haya destruido.

Muchas de las obras que se escribieron durante la Antigüedad Clásica se perdieron irremediablemente ―da igual si esto ocurrió por el fuego o el fundamentalismo―, pero sus palabras continúan presentes en las páginas de otros autores, justo como sucedió con los filósofos presocráticos.

El libro es una de las creaciones más poderosas de la humanidad: gracias a él nos convertimos en herederos de la historia y entablamos diálogos silenciosos con los muertos y los lejanos; aún más: ellos nos obligan a conversar, a discutir sus palabras con las personas que están cerca de nosotros.

Por estas razones, los libros nos permiten crear comunidades y tejer redes que nos unen con los demás seres humanos.

Sin ellos, perderíamos las palabras y podríamos ser víctimas del autoritarismo que se apodera del lenguaje. Los libros y la lectura se han convertido en actos libertarios que nos permiten la comunión con lo humano.

Dedicarle este número de Lee+ a los libros no es una casualidad: se trata de reconocer lo que nos hace humanos, aquello que abre el camino a la libertad, la discusión y el encuentro, por eso no es una casualidad la presencia casi absoluta de Irene Vallejo. Ella, con un solo libro, fue capaz de revelar la presencia y la viveza de la comunidad del junco.+

Historial

Descarga