Select Page

Shirley Manson, fuerte y sabia como su propia galaxia

Shirley Manson, fuerte y sabia como su propia galaxia

02 de marzo de 2022

Yara Sánchez de la Barquera

A nuestra cultura global le sienta bien escuchar a mujeres determinadas y centradas, y no permitir que nadie silencie la sabiduría que tienen para compartir. Las fuentes incorrectas nos han dicho tantas veces qué hacer, que nos sorprendemos cuando escuchamos verdades que suenan a sentido común. Ha tomado tantas generaciones poder expresar de manera “segura” nuestra verdad, que no debemos darlo por sentado nunca. Por esta razón, llamamos a la cantante y activista escocesa Shirley Manson, quien ha sido un referente de empoderamiento y expresión auténtica desde los noventa. A más de 25 años de iniciar su carrera, sigue cantando y expresando verdades que siembran luz: “Siento que la vida es sagrada, y sólo llegas una vez o sólo lo logras una vez, creo que la gente se olvida. Es como si estuvieran solamente esperando que pasen los días. Siento que deberías vivir como si fuera tu último día y creo que ésa es una actitud muy instructiva para llevar una vida feliz”. Shirley nos recuerda no dejar de encender nuestra propia canción, nuestra verdad. 

Lee+: Siento que en el último disco de Garbage, No Gods, No Masters, hay un gran manifiesto en contra de lo que está pasando en este momento: la necesidad de abrazar el cambio y derribar al patriarcado, que no sólo hace daño a las mujeres. Así que quería preguntarte si podríamos hacer un pequeño manifiesto sobre qué decirles a las jóvenes mujeres, ¿qué pueden hacer ahora, cuando tomó tantas vidas que esta experiencia sucediera? 

Shirley: En primer lugar, no quiero decirle a ninguna otra mujer cómo vivir su vida de esa manera, es un viaje muy personal. Cada mujer en la tierra experimenta el mundo de manera diferente; mi vida será muy diferente a la tuya, y tu vida será muy diferente a la de cualquiera que lea esta entrevista. Así que dudo mucho en decirle a la gente qué hacer, pero siento que estamos muy decididas a impulsar una agenda feminista. Entonces sucede algo peculiar. No estoy del todo segura de lo que pasó. Pero me pareció que las mujeres artistas, en particular, cayeron en estas viejas formas de atraer la mirada masculina, lo que encuentro sorprendente, porque mi generación surgió en los noventa. Estábamos vistiéndonos en términos propios, y éramos muy agresivas. Y nos expresábamos claramente. Se sentía como si estuviéramos tratando de romper el techo de cristal. Y desde esa época, he sentido que ese techo se ha vuelto a colocar un poco en su lugar, pero debería decir que estoy emocionada por la nueva generación de mujeres jóvenes que es impulsada por una perspectiva feminista en las redes sociales. Estoy emocionada porque siento que las nuevas generaciones de mujeres no van a lidiar con la misma mierda por la que tuvieron que pasar mi generación y la generación anterior; siento que están mucho más educadas, mucho mejor informadas, mucho más determinadas para asegurarse un lugar igual en el mundo y un asiento en la mesa, y simplemente no creo que las cosas vuelvan a ser como antes, siento que finalmente estamos avanzando. Es emocionante.

L+: Por supuesto, de ahí la importancia de la sororidad para contribuir al cuidado de nuestra salud mental. Porque, cuando compartimos charlas como ésta, otras mujeres pueden identificarse y decir: “Está bien, no tengo que creer lo que dicen los medios sobre mi cuerpo”, por ejemplo.

S: Absolutamente. También es parte de la conversación, porque nada resulta tan importante cuando nos damos a la tarea de reconocer nuestra salud mental. Creo que hemos llegado a un punto en el que le damos demasiada importancia a nuestra salud mental, en esos aspectos, como decir: “Escucha, te vas a sentir como una mierda; a veces te vas a sentir molesto, ¿verdad? Vas a notar que no estás con el humor más equilibrado. Puedes percibir que tu rostro no es lo suficientemente atractivo; te sentirás como si no fueras lo suficientemente inteligente, o simplemente que no eres suficiente. Y éstos son sentimientos reales, similares, que todos experimentamos. Pero nuestros sentimientos no son la realidad. Y realmente quiero animar a las mujeres jóvenes a que no se centren únicamente en lo que la gente llama salud mental, ¿no puedes funcionar sintiéndote incómoda? Creo que tenemos que aprender cómo colocar nuestra salud mental en un lugar de nuestra vida, para que no domine nuestra existencia cotidiana. Cuando alguien tiene una enfermedad mental grave, es otra cosa. Mucha gente necesita ayuda farmacológica. Animo a todos, si se sienten sobrepasados en el funcionamiento de su vida normal, a buscar ayuda. Pero para aquellos de nosotros que nos sentimos molestos o que lloramos o no nos sentimos centrados todo el tiempo (ríe), siento que simplemente haces las cosas de todos modos. ¿Te sientes como una mierda?, lo haces de todos modos: te presentas con tus amigos. Incluso cuando te sientes como una mierda, vas al gimnasio; incluso cuando te sientas asqueado contigo mismo… ¿Sabes a lo que me refiero? Es decir, ¿cómo hiciste lo mejor que pudiste?

L+: Tienes razón en que el status quo quiere hacerse cargo incluso de lo que creemos que es un problema de salud mental, creando un sistema en el que debas tomar una pastilla para que no arregles nada y “funciones” feliz todo el tiempo. Resulta irreal no experimentar cambios ni evolucionar; crecer a veces duele mucho y será incómodo, no sólo para ti. Sentir dolor, experimentar la oscuridad, es parte de nuestra vida. Y quienes no soporten tus cambios no deberían estar siempre en tu vida.

S: Claro que hay personas que hacen que nos sintamos bien. Si nosotros no sintiéramos recargas, nunca disfrutaríamos de los subidones tanto como somos capaces. Creo que estar bajoneado y sentirse triste es una parte intrínseca de ser humano, una parte necesaria. Y puedes acoger la oscuridad en tu vida sin estar demasiado asustado, y dejar que fluya junto con todos los aspectos positivos de tu personalidad, de tu vida.

L+: Y tal vez también para las almas sensibles, la creatividad es un aspecto esencial para canalizar todos esos sentimientos y navegar tu proceso en una ola más segura: tu propia manera de encontrarte.

S: Estoy de acuerdo en que cuando eres creativo estás listo para ejercitar pensamientos, sentimientos e ideas. Pero sigo pensando que puedes implementar la creatividad en tu vida, incluso si no eres un artista, incluso si no pintas, si no bailas, aun puedes vivir tu vida creativamente. Puedes estar ocupado escribiendo o pintando incluso si nadie te ve; puedes ser un artista en tu propia vida, y eso ayuda. Creo que la autoexpresión, cuando simplemente te das permiso para hacerlo de manera no profesional, puede convertirse en un placer; en ser el arquitecto de tu vida, sin importar lo que estés haciendo.

L+: En ese sentido, estaba pensando en lo que decías antes, por ejemplo, del valor de las mujeres cuando necesitan herramientas para resistir lo que otros digan de su cuerpo o que sean consideradas una propiedad. Si estás llena de amor por ti misma, tienes más poder para decirles a esos hijos de puta que se vayan.

S: Cada mujer tiene esa habilidad en ella, sólo debe decidirse a usar ese poder. Y el problema es que, por supuesto, nuestra sociedad aún alienta a las mujeres a ignorar su poder. ¿Sabes a lo que me refiero con eso? Se nos anima a creer que somos físicamente débiles; se nos dice qué hacer muy a menudo en los tribunales; el Tribunal de Justicia nos dice qué hacer con nuestros cuerpos. Los hombres dictan las decisiones sobre si podemos o no abortar, o traer al bebé a término, y muchos temas más.

Y creo que cuantas más mujeres se den cuenta de que estas decisiones sólo las deben tomar ellas mismas, más aumentará nuestro poder personal. Cualquier mujer debe poder usar su voz, decir: “Esto es lo que creo, esto es lo que quiero”, así es como veo que la situación estará bajo control. Y eso lo está haciendo cada mujer de manera individual; cuantas más mujeres lo hacen, más cómodas nos sentimos expresando ese poder, más lo aprovechamos. Me parece obvio que hemos vivido durante siglos bajo el poder patriarcal. Y creo que las mujeres poco a poco se están dando cuenta de eso. “Oh, wow”. Podemos remediar esa parte de nuestra cultura; podemos traer algo que ha sido ignorado hasta este punto; podemos mejorar la sociedad para todos, porque tenemos una perspectiva diferente.

L+: Por supuesto. Las mujeres en Escocia son muy activas en la política, ¿verdad?

S: Sí, aunque también he visto una actividad fenomenal proveniente de México y América Latina; quiero decir, creo que sólo depende de las mujeres.

L+: Es verdad, sólo que aquí nos están matando todos los días. Es decir: periodistas, activistas, mujeres de todo tipo en todas partes desaparecen. Es demasiado.

S: Y tienes razón. No tenemos eso en Escocia. Tenemos una historia mucho menos compleja que la de México. La cosa es que no sé cómo encontrar las respuestas. ¿Cómo se detiene el feminicidio, entonces? No tengo la respuesta, pero sé que cuando ejerces tu poder personal y las mujeres ejercen colectivamente su poder, la gente tiene que prestar atención, tiene que ponerse de pie y prestar atención. Cuando esto ocurre, cambia la forma en que el mundo nos ve. Muchas mujeres han permitido que sus voces sean bastante temerosas. Creo que las mujeres han tenido miedo de expresar su poder. Pero hasta que flexionemos nuestros músculos colectivamente, que es lo más importante, veremos el cambio que realmente necesitamos.

L+: Como dijiste, las generaciones más jóvenes son poco convencionales. Así que, la evolución continúa, aunque no se sienta así. Ya sabes, las cosas mejoran lentamente. Estaba pensando que tal vez algunos cambios parecen ser un poco silenciosos y no tan frontales como otros.

S: Sí, sí. El cambio es una acción tan extraña que no siempre somos conscientes de él. Pero creo que incluso el hecho de que las mujeres en México ahora tengan la capacidad de protestar y movilizarse juntas es algo grandioso. Cuanta más conciencia tengas, menos podrán continuar las ataduras; la conciencia es clave. Y creo que las redes sociales realmente están ayudando a las sociedades para que las mujeres tengan otro rendimiento.

L: Desde su trinchera, cada mujer puede sembrar el cambio decidiendo si quiere o no tener hijos, qué negocio hacer, a quién contratar… es difícil pero no imposible. También cómo manejar su sexualidad en todas las áreas de la vida, estar conscientes de lo que quieren los demás de ella, el rol que le dijeron que le tocaba llevar. Esos cambios, como dijiste, son el progreso que está ocurriendo. Tú puedes estar a cargo de una pequeña revolución y encender otras con tu ejemplo. Algunos hombres no parecen entender que no es personal. Es el sistema. Y muchas veces hay que prender fuego para romperlo. Significa cambiar cómo nos amamos, y no significa que no queramos hombres en nuestras vidas, y que los hombres no puedan seguir desempeñando un papel significativo en el gobierno y en los negocios. En cada área debe sembrarse el cambio, lo que parece que no entendemos es que todo lo que estamos pidiendo es un asiento en la mesa, que durante siglos se nos ha negado. A veces hay que hacer esa mesa, cuesta lo que cueste.

S: En gran parte, todo lo que sé por experiencia personal es que todos los hombres que conozco en mi vida, o las personas que amo, tienen mejores vidas, más limpias y felices si su reina es feliz, ya sea su madre, su hermana, tú o quien sea: si ellas son felices, generalmente todos tienen una vida mejor (ríe).Cuando la reina está lista para quemar los barcos, eso no es bueno para él, así que no lamento que me animes a subir a bordo de esta idea de progresión femenina. Es importante para todos, para todos nosotros, y lo más importante: para nuestros hijos.

L+: Porque estamos cambiando los estereotipos y la narrativa de generaciones y generaciones. Si las mujeres toman el lugar que les corresponde, los hombres en nuestra sociedad volverán a ocupar el lugar que les corresponde. No es tan complejo. 

S: Creo que es de sentido común, sí. Pero desafortunadamente, creo que muchos hombres y ciertas mujeres no pueden ver los beneficios de una sociedad equilibrada. El miedo al cambio, el miedo de perder algo en la transición ―que por supuesto, como todos sabemos, no les quita nada― existen. Simplemente se trata de dar una oportunidad a muchas más personas. Esto claramente fomenta un equilibrio; en la actualidad, todas las sociedades del mundo se equilibran por esta razón. Si sólo hay hombres a cargo, no hay otra perspectiva. El gobierno ayuda a facilitar el cambio en un mundo que se transforma rápidamente, y en el mundo moderno necesitamos otras voces: pueblos indígenas, personas LGBT+, necesitamos representación de todos para que todos podamos vivir una vida más feliz. Me doy cuenta de que algo de esto es un sueño ingenuo, en algunos aspectos, sin embargo, al mismo tiempo, me parece práctico. ¿Por qué no podemos simplemente implementar estas ideas? 

L+: Tal vez tengamos que volver atrás y preguntar a otras tribus que tenían mujeres líderes. ¿Cómo lo hacen? 

S: Es una locura que hayamos dejado de escuchar a los indígenas, ¡una locura! Los gobiernos actuales están equivocados. Y algo tiene que cambiar, porque en todas partes existen problemas increíbles. ¡Subamos algunas damas a resolver algunos problemas! (Ríe).

L+: Ahora me gustaría hablar muy brevemente sobre lo que estás escuchando en este momento.

S: ¡Oh, Dios mío! He estado escuchando a ídolos de bandas británicas. Estoy obsesionada con Jehnny Beth (Savages), y el nuevo disco de Cat Power, que creo que es una obra maestra; en realidad, es el eslabón perdido entre el mundo moderno y Sinéad O’Connor. Es tan hermoso. Y estoy un poco obsesionada con ese disco. Esto he estado escuchando mucho últimamente. 

L+: Eso es increíble. ¿Y sobre los libros? Sé que te encantó Todos los hermosos caballos de Cormac McCarthy y el trabajo de James Ellroy. ¿Puedes compartirnos algo nuevo o antiguo que te encante?

S: Oh, Dios, leo mucho. Acabo de terminar un libro increíblemente desgarrador: Todos los hombres jóvenes de Ruth Coker, que es básicamente una memoria. Se trata de una historia increíble sobre una mujer que vive en un pueblo pequeño de Estados Unidos: en Springs, Arkansas, y ella se convierte, por defecto, en cuidadora. Era la década de 1980 y todas las comunidades eran azotadas por una enfermedad que la gente realmente no entendía. Y esta increíble mujer va en ayuda de todos estos hombres que han sido completamente rechazados por la sociedad y viven relegados. Ella decide ayudarles cuando se encuentran en las etapas terminales del sida. Es realmente conmovedor, realmente hermoso. Acabo de terminar también el libro de un poeta escocés, llamado Michael Pedersen. También es no-ficción. Se llama Boy Friends y trata sobre su relación con Scott Hutchison, el cantante principal de Frightened Rabbit, una banda escocesa de indie rock. Hutchison acaba de morir, y escribir sobre su amistad es la manera en que Michael Pedersen lidia con el duelo. Son memorias sobre el duelo, básicamente. Como puedes ver, estoy leyendo mucha literatura ligera, cosas buenas (ríe). Michael Pedersen me parece un joven talento escocés extraordinario. Ésta es su primera novela, o su primer libro de memorias, que definitivamente querrás leer. Notable.

L+: Increíble. Gracias por compartirlo. Siempre has sido muy elocuente, ¿en algún momento publicarás tu propio libro de poemas o de narrativa?

S: Bueno, me han pedido que haga eso muchas veces. Y no siento que esté en el momento adecuado todavía. Aún siento que estoy en la mitad de mi vida. Creo que cuando escriba quiero estar segura de tener más perspectiva sobre lo que me pasó. Aún así, todavía me siento como si no hubiera llegado a esa etapa de mi vida. Quiero tener cuidado de no lastimar a nadie, y que yo también exprese mi verdad.

L+: Te entiendo perfectamente y te estás expandiendo. Eres un alma hermosa y estoy muy agradecida por este tiempo, Shirley. Gracias.

S: Gracias, sobre todo por decir algo tan lindo. Yo también siento eso, que me estoy expandiendo. 

L+: Como una galaxia. Sigue haciendo eso, ¿sí?

S: Lo intentaré, lo intentaré, si tú también lo intentas.

L+: Teníamos que celebrar contigo los trece años de la revista. 

S: Eso es genial, felicitaciones.+

Historial

Descarga