El maridaje perfecto: postres y literatura #JuevesDeListas

Hay ciertas combinaciones que se encuentran cerca de la perfección, el cine y las palomitas es una de ellas, pero ¿qué pasa con los libros? ¿cuál sería su maridaje ideal? ¿una taza de café o té? ¿una copa de vino, whisky o algún otro licor? ¿Qué les parece un postre? Sí, algo dulce y delicioso que acompañe toda clase de lecturas. Esto mismo fue lo que pensó el equipo de Sharies Berries, un sitio web que desarrolló una infografía donde reúnen 20 postres mencionados —o que sus ingredientes guardan cierta relación con los protagonistas de la historia— en libros como Jane Eyre, En el camino, Los juegos del hambre, El guardián entre el centeno, Harry Potter, entre otros. A continuación les mostramos algunos de ellos.

Tartas de queso de cabra con manzana – Los juegos del hambre

En la saga creada por Suzane Collins, Peeta Mellark es el hijo del panadero del Distrito 12, por lo tanto, sus cualidades en la cocina le permiten crear verdaderas maravillas en el horno. La tarta de queso de queso de cabra con manzana es una de ellas.

Delicias turcas – Las crónicas de Narnia

También conocidos como lokum, estos pequeños dulces son los favoritos de Edmund Pevensie, uno de los personajes principales de la heptalogía escrita por C.S Lewis. Las delicias turcas son dulces gelatinosos hechos a base de almíbar, muy populares en los países balcánicos (Bulgaria, Serbia, Bosnia y Herzegovina, Albania, Grecia, Rumanía), Siria, Líbano, Libia, Túnez, Arabia Saudita, Egipto y por supuesto Turquía.

Pay de manzana con helado – En el camino

“Comí otro pastel de manzana y otro helado; eso es prácticamente todo lo que comí durante mi travesía del país” escribe Jack Kerouac en su afamada novela En el camino.

Pasteles de miel – The secret life of bees

Ambientada en Carolina del Sur en 1964, esta novela de Sue Monk Kidd nos sugiere disfrutar una deliciosa tarta dulce estilo sureño, con miel recogida de las colmenas, tal como lo hacen Liliy Owens y tres hermanas criadoras de abejas, las protagonistas del libro.

Waffles de banana – El arcoíris de la gravedad

Puede que esta novela de Thomas Pynchon ambientada en Europa a finales de la Segunda Guerra Mundial, repleta de historias y personajes, no sea nada sencilla de resumir en unas cuantas líneas, pero lo que sí podemos asegurar es que los waffles de banana que uno de los protagonistas prepara como desayuno se antojan con sólo leer la descripción.

Mascultura 13-ago-15

Facebook

Historial

Descarga