YO DESPIERTA, ACERCAMIENTO ESCÉNICO CONTEMPORÁNEO E INCLUSIVO A UNO DE LOS GRANDES POEMAS NOVOHISPANOS

YO DESPIERTA, ACERCAMIENTO ESCÉNICO CONTEMPORÁNEO E INCLUSIVO A UNO DE LOS GRANDES POEMAS NOVOHISPANOS

11 de octubre 2022.

La agrupación Seña y Verbo estrenó la puesta los días sábado 8 y domingo 9 de octubre en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris y el miércoles 19 y el jueves 20 en el Teatro Cervantes de Guanajuato

· Autoría de Ingrid Solana y bajo la dirección de Alberto Lomnitz y Eduardo Domínguez, la propuesta cuenta con las actuaciones de Socorro Casillas y Haydeé Boetto, con la participación especial de la compañía guanajuatense El Circo ContemporáNEO Danza Multidisciplinaria

El primer gran poeta americano es una mujer, Sor Juana Inés de la Cruz. Su poema El sueño (1692) es nuestro primer texto cosmopolita

Octavio Paz

El aclamado poema Primero Sueño de Sor Juana Inés de la Cruz volverá a resonar en Yo Despierta, una interpretación multidisciplinaria –declamación bilingüe en Lengua de Señas Mexicana y español, música original, danza contemporánea y videoarte– que se estrenará mundialmente en octubre en el marco de la participación de la Ciudad de México, invitada de honor en el 50 Festival Internacional Cervantino (FIC).

La puesta en escena consiste en una selección de fragmentos del texto barroco, dividido en nueve segmentos, con ocho interludios de música, danza y videoanimaciones, estas últimas, realizadas por artistas visuales en técnica de rotoscopia, sobre videos de actores sordos que reinterpretan los segmentos poéticas originales en señas, creadas ex-profeso para el espectáculo.

Seña y Verbo está a cargo de la propuesta, autoría de Ingrid Solana y bajo la dirección de Alberto Lomnitz y Eduardo Domínguez, con la colaboración de la compañía guanajuatense El Circo ContemporáNEO Danza Multidisciplinaria, que elaboraron su propia coreografía con base en los elementos sonoros como visuales de la puesta en escena.

Primero Sueño o El sueño de La Décima Musa es un poema que hizo “por gusto. Como sabemos, los autores barrocos escribían por encargo, pues se hallaban en las cortes y complacían a sus mecenas. Sor Juana era una monja pero estuvo al servicio de los virreyes de Mancera, el arzobispo virrey Payo Enríquez de Rivera y los marqueses de Laguna de Camero Viejo. Ella misma declaró que El sueño lo había escrito por gusto y a voluntad y lo llamó ‘un papelillo’ en la Carta atenagórica, cuando es una de sus magnas obras, un poema prolijo y complejo que relata el viaje que, en el sueño, emprende el alma para conocerse a sí misma”, afirma la producción.

Poema de 975 versos sin separaciones por capítulos o apartados, el texto está escrito en una silva, es decir, múltiples estrofas endecasilábicas y heptasilábicas, de rima consonante libre, que puede dejar versos sueltos sin rima. Se ha estudiado y descifrado en numerosos contextos lectores, es decir, en diversas épocas y cada una lo analiza desde sus propios presupuestos estéticos o miradas teóricas.

Una de las grandes influencias de El sueño son las Soledades de Góngora, hipotexto (texto raíz) con el que Sor Juana aventura numerosas argucias estilísticas; incorpora muchos procedimientos gongorinos y pone “trampas” al lector para que descubra esos juegos. Los especialistas del siglo XX y XXI se complacen en hallar esas minucias que ligan a ambos textos y aúnan este esfuerzo a la ubicación de figuras retóricas, procedimientos barrocos y efectos rítmicos y tonales, algunos como el uso del hiperbatón (exageración), de numerosas metáforas, aliteraciones y enrarecimientos sintácticos (por ejemplo, la presencia de múltiples digresiones que separan los sujetos de sus acciones principales), entre otras.

Al iniciar el proceso, Seña y Verbo consideró que para realizar una lectura en voz alta de El Sueño era preciso una selección que mostrará el tránsito de la primera parte (el mundo duerme), la cúspide (el cuerpo humano dormido y cómo el alma se eleva para buscar conocimiento a través del sueño) y, finalmente, el tiempo de despertar.

“Yo despierta”, verso final del poema, implica que el cuerpo despierta con la consciencia alcanzada después de la travesía del conocimiento, gracias al que se develaron las verdades de las limitaciones humanas.

El poema está plagado de sugerencias filosóficas y el reto fue representar visualmente esos guiños. Dividida en El arribo de la noche, La llegada del sueño, El dormir humano, Las partes del cuerpo, La fantasía, El entendimiento discurre sobre las cosas, El entendimiento humilde, La flaca razón se enfrenta a la máquina del cosmos y El despertar, la propuesta cuenta las actuaciones de la actriz sorda Socorro Casillas y la actriz oyente Haydeé Boetto. Asimismo, tiene música original de Ricardo Lomnitz, diseño de iluminación de Patricia Gutiérrez y diseño de vestuario de Sara Salomón.

Seña y Verbo es una compañía profesional de teatro fundada en 1993, integrada por actores sordos profesionales, con la participación de oyentes profesionales en la artes escénicas, que presenta durante todo el año obras para adultos y para niños, en las cuales la Lengua de Señas Mexicana (LSM) se combina en escena con el español hablado para crear espectáculos que gozan sordos y oyentes por igual. En sus casi treinta años de labor continua, ha producido veintiséis obras originales, diecisiete giras internacionales, frecuentes giras por toda la República Mexicana, y más de 4500 representaciones.

Es una asociación artística y educativa única en América Latina, dedicada a explorar nuevos lenguajes teatrales al incluir la lengua y cultura de los sordos de México en obras originales de alta calidad, así como en una variedad de cursos, videos, asesorías y talleres de divulgación.

Yo Despierta se presentará el miércoles 19 y jueves 20, a las 17:00 horas, en el Teatro Cervantes, en el marco de la presencia de la Ciudad de México, invitada de honor en el 50 Festival Internacional Cervantino (FIC).

Historial

Descarga