Select Page

Ojos de nube o el despejado cielo de la complejidad

Ojos de nube o el despejado cielo de la complejidad

11 de marzo de 2022

Lo Hiancia pez

El mayor desafío del teatro didáctico y el teatro de ideas es mantener al público entretenido, en especial si ese público es el infantil. Lo logra con fortuna el planteamiento escénico que el Colectivo Los Cantores del Confín hace de la obra escrita por Bertha Hiriart Ojos de nube, conjugando títeres y humanos para contar la historia de la niña ecologista Yari y centrar tres temas graves contemporáneos: la discriminación, el cambio climático y el prejuicio.

Yari es tan blanquita como una nube, de mirada potenciada por sus lentes. Albina, huérfana, vive con una mujer comprensiva, valiente, bióloga, la silvicultora Muma, en una casa en las afueras de una ciudad donde cultiva árboles para sembrarlos en la montaña que ha sido deforestada. La ciudad y la montaña padecen la contaminación de sus habitantes, indiferentes al cambio climático que los mantiene entre la sequía y las inundaciones. Ambas mujeres están comprometidas con acciones de regeneración y cuidado ambiental.

Sin embargo, enfrentan dos obstáculos: por un lado, la discriminación de sus compañeros escolares por su color de pelo y piel impide a Yari ser más activa en la promoción de acciones ecológicas en su escuela, refugiándose en su conejito blanco Félix y en la lectura; por otro, la superchería, el prejuicio y la ignorancia de niños y adultos —los primeros encaminados en ese sentido por los segundos— frente a lo distinto y ante el cambio climático, sus efectos y soluciones.

Bertha Hiriart, de larga trayectoria en el dramaturgia infantil, ha desarrollado un gran talento para plantear los clímax de sus obras de temática social, incluso política y criminal —como en Belisa, ¿dónde estás? El misterio de las niñas desaparecidas—, anudando para ello situaciones complejas a formas de intriga dramática sencillas.

Héctor Ortega
Fotos cortesía del Colectivo Los Cantores del Confín

El secreto que sostiene escénicamente Ojos de nube es la dirección enfocada en la generación de acciones sustantivas en los tres espacios de desarrollo narrativo, la casa, la ciudad, la montaña (un bosque sin árboles), los tres siempre a la vista; esa alternancia crea contraste y dinamismo enriquecidos por imágenes y videos de fondo, poéticamente ilustrativos. Este coctel puede sonar saturado, sin embargo los ingredientes se ofrecen en dosis precisas y sutiles por el Colectivo Los Cantores del Confín.

Las interacciones de los actores con los títeres y los escenarios agilizan y dan contrapuntos, aunque ciertos fragmentos pudieron resolverse con mejor eficacia: el agua de la inundación pudo salir serpenteando en vez de ser desmontada, por ejemplo.

Muy recomendable para asistir en familia, Ojos de nube se presentará hasta el 27 de marzo en el Teatro Helénico (Av. Revolución 1500 CDMX), con funciones sábados y domingos a las 13 horas y un precio de entrada de $155. Dirección de Bertha Hiriart, dirección técnica de Roberto Paredes, composición musical de Marco Loredo, diseño y realización de títeres y dibujos con arena de Sofía Padilla, utilería de Felipe Lara, producción ejecutiva Juan Carlos Saavedra; Myrna Moguel, Alberto Cerz, Ximena Sotomayor y Diego Álvarez en el elenco.+

Historial

Descarga