Una conversación con Tania Karam: la felicidad no llega con métodos

Una conversación con Tania Karam: la felicidad no llega con métodos

11 de enero de 2021

Yara Sánchez De La Barquera

Tania Karam es economista, maestra espiritual y conferencista internacional. Autora de los bestsellers: Una vida con Ángeles y Tiempo de Arcángeles. En esta ocasión nos habló de su más reciente libro, RenaSer, para enfrentarnos con la vida que hemos creado y preguntarnos qué tan real es la felicidad que tenemos, y mejor aún estar en crisis y… renacer.

+++

Lee+: En RenaSer nos comentas que la vida es un proceso, no un método, y eso es algo que te caracteriza muy bien, es un discernimiento importante que tiene que tener la gente, ya que ahora hay mucho oportunismo.

Tania Karam: Gracias por decirlo Yara, por eso hice RenaSer. La mayoría de las personas me dicen: “una pregunta rápida” y esperan una respuesta rápida. Es como “pásame la receta”, así casual. Tú puedes dedicarle un minuto a leer un post en redes sociales y eso es lo que vas a recibir, porque eso es el tiempo que le estás invirtiendo a tu realización. Si nada más te dedicas a pasar los mensajes en el Facebook, ese minutito es lo que recibes de abundancia, porque en realidad para renacer, para verdaderamente tener buenas relaciones de pareja y con tus hijos, tener lo que deseas, yo siempre digo: “es un proceso”. Lo que realmente estorba para una verdadera transformación y este renacer, es la prisa. No puedes tener prisa para tu realización, es como decir: “Voy a pasar al automac y lo que me den está bien”, eso es lo que le estás mandando de señal al Universo. Yo les digo: “Acepta el proceso que la vida te está trayendo, porque en éste te va cincelando la vida, Más bien tienes que verte a ti misma como una obra de arte y no menos; me tengo que ver como este respiro de Dios aquí en la tierra.” Ver cómo está mi salud, mis relaciones y empezar a entregar eso a algo mayor porque no sé cómo transformarlo, pero basta con decir: “Estoy dispuesta a que suceda esta transformación, ese proceso sí lo quiero, no le voy a dedicar nada más un minuto en pasar de un mensajito a otro en el Facebook”, porque realmente lo que le estás diciendo al Universo es que no tengo más tiempo para mí, ni para mi realización, ni para el proceso que tú me quieres dar.

Lee+: En este libro nos cuentas periodos muy complejos de tu vida.

Tania Karam: Me tardé más de un año en escribirlo, quise ser súper honesta y ponerme en el lugar de la persona que quiere renacer. He estado en ese lugar de crisis y más en este año, por eso me tocaba escribir este libro para el 2020; lo entregué en diciembre de 2019 porque sabía que el 2020 iba a ser pura crisis para transformarse para quien estuviera listo. Comienzo este libro diciendo: “no siempre he estado en el lugar de la luminaria, de la paz constante”. La paz es algo que se trabaja a diario, la paz no es algo que ya logré y ya tengo equilibrio hoy y mañana. No está asegurado. Por eso tienes que entregar tu mente para volver a elegir la paz hoy, mañana y siempre.

Para saber cómo llegar a ese equilibrio los invito a que vean este proceso, que además les platico de varios años, que además de ser maestra espiritual elegí cinco cosas al mismo tiempo, entonces no sólo era la transformación como mujer, de vivir el tema de la maternidad, el transformar tu cuerpo, o una maternidad que no se dio, un tema de divorcio, un tema de fraude. Muchas cosas juntas para decirles “no te estoy hablando de una transformación a la ligera, te estoy hablando de que verdaderamente brilles con toda tu luz”, y eso toma tiempo. La mayoría de las personas quieren una receta rápida, si quieres una receta rápida es pedirle limosnas al Universo. No le pidas limosnas al Universo, pídele renacer.

Lee+: Es muy duro decir “soy maestra espiritual”. A nuestra sociedad le tomó mucho tiempo respetar a los guías espirituales y me imagino que por ser mujer es más complicado aún.

Tania Karam: Qué bueno que lo mencionas. Yo les puse este ejemplo cuando comienza el libro porque les hago la pregunta: “¿Cuántos maestros espirituales conoces?”. Todos me contestaban: Jesús, Buda o hasta el párroco de su iglesia; pero nunca me contestaban una mujer, y la única mujer que me lograron contestar fue la madre Teresa de Calcuta y además esa es la imagen de una maestra espiritual que se sacrifica, que es mártir, que dice que ayudar duele. Siendo hombre o mujer ya habla de una misión de vida que recorrer, y el hecho de que no haya el título de maestra espiritual es algo que me ha costado ganarme.

Lee+: Mencionas que no toda la gente puede renunciar a su fuente de dolor porque cree que es su fuente de amor.

Tania Karam: Me hacen todo tipo de preguntas: “¿Cómo sé si este negocio va a funcionar o no?, ¿cómo sé si Margarito es mi príncipe o no?” Les digo: “mientras no salgas de esa relación que ni te está dando lo que quieres, ni te sientes apreciada, y estás en una mala relación sin darte cuenta que es tu fuente de dolor, pero no conoces otro tipo de relación”. Yo les pongo varios ejemplos, es como si una niña estuviera en un antro y pasa un chavo y bueno, la chava se mega emociona, el chavo la ignora completamente, apenas la voltea a ver, y aun así la chava se emociona porque la volteó a ver. Si se le preguntara a esa chava qué fue lo que le encantó, no sabría qué contestar. Pero en realidad, lo que le fascina de ese chavo es que la ignoró, y se siente tan familiar sentirse ignorada que se siente como en casa.

Lee+: Otra que me gustó mucho, que lo decías bastante en el libro, es hablar sobre las incongruencias.

Tania Karam: La congruencia no sólo es que lo que hablas y haces esté relacionado, aclaro eso porque yo les pongo en el libro el ejemplo: tú puedes ser súper misógino y decir “odio a las mujeres, hablo mal de las mujeres y las golpeo”, y parece que serías una persona muy coherente. Pero no basta con que concuerden estas tres cosas, yo lo llevo al siguiente nivel en el libro porque les digo: “Ser coherente, de entrada, empieza por conocerte a ti, conocer tus heridas para saber qué requieres para ser feliz, porque de otra forma estarás pidiéndole a otra persona que te dé lo que tú no te puedes dar, y además para ser realmente coherente necesitas no ponerte el cuerno a ti mismo”. Les pongo este otro ejemplo en el libro: “No quieres ir a comer con una amiga, pero sino asistes esa amiga se va a sentir mal; entonces terminas poniéndote el cuerno para que esa persona no se sienta mal, en lugar de tener la comunicación adecuada, la congruencia y decirle no”.

Este 2021 es un año para renacer, y quien todavía no renace les voy a decir por qué: la vida es un proceso. Esta es la puntita de iceberg, pero la gente no se ha dado cuenta. Esta es una guía que yo se las escribí de todo corazón. Espero puedan verse allí y se tengan el amor y la paciencia para retomar su vida e invertir en una felicidad profunda, verdadera y real. Porque si no vivimos para eso, ¿para qué engañarse? +

Historial

Descarga