Ulrich Richter Morales o la pasión por la modernidad pitagórica

Ulrich Richter Morales o la pasión por la modernidad pitagórica

1 de enero 2023

Por Irma Gallo

Vamos a comenzar por el principio: cuando vemos en las estanterías de ese paraíso que se llama librería un ejemplar que lleva por título Los filósofos en la era tecnológica. Los pitagóricos de hoy, lo primero que nos pasará por la mente a la mayoría de nosotros es que ya no recordamos las lecciones de la prepa en las que aprendimos quiénes eran los pitagóricos. Nos suena a Pitágoras, filósofo y matemático griego, pero hasta ahí. El título, entonces, ya encierra un misterio que nos invita a querer saber más. A querer saberlo todo.

Por eso, cuando conversamos con Ulrich Richter Morales, autor de este libro publicado por Océano de México en 2022, su pasión por el tema nos atrapa, al punto de encontrar la relación que existe entre el pensamiento de ese filósofo-matemático y los titanes de las empresas de tecnología de hoy, como Google, Apple, Amazon, y un sinfín más, que, cosa curiosa, ésas sí las tenemos frescas en la mente.

El origen del libro ―dice Richter Morales― son dos sucesos en mi vida: uno, mi pasión por la filosofía. Empecé a estudiarla por los albores, donde estaban los presocráticos, que trataban de descubrir el origen del universo. Unos decían que era el agua, otros decían que el fuego, y otros que el aire. Y el siguiente descubrimiento fue el sabio de Samos, Pitágoras, quien sentenció: “No, ya no vamos a atender a los elementos de la naturaleza: son los números el origen del universo!”. ¡Ah, caray! Y entonces, Pitágoras fundó, como sabemos, su escuela de filosofía, pero dentro de las materias más relevantes estaban las matemáticas.

En su libro más reciente, Ulrich Richter Morales lleva el pensamiento de Pitágoras a la era tecnológica:

Podemos decir que su origen son los números, las matemáticas. No podríamos entender, comprender ni construir esta era tecnológica sin las matemáticas. Entonces, empecé a relacionar este antecedente de la historia de la humanidad, de Pitágoras, con estos nuevos líderes tecnológicos, Elon Musk, los fundadores de Google, Jeff Bezos, Bill Gates, y así nos damos cuenta de que ellos estudiaron matemáticas. Si no lo hubieran hecho, a lo mejor no habrían creado esas innovaciones tecnológicas que hoy revolucionan la forma de vivir de los seres humanos.

Como ejemplo, el autor afirma que sin estos avances tecnológicos no podríamos haber subsistido en el trabajo, el estudio y los negocios en tiempos de COVID.

Entonces ―continúa― empecé a concatenar que en estos genios tecnológicos hay algo de Pitágoras. En algunos más, en algunos menos, en algunos no tanto, pero ese espíritu matemático de Pitágoras de alguna manera ha reencarnado. ¿Por qué? Porque a veces nosotros creemos que los filósofos nada más nos hablaban de la ética, del buen ciudadano, de la democracia, de la polis, pero sin saber la otra ciencia que ellos estudiaban, que eran las matemáticas. De haberlo sabido, uno: le hubiéramos echado más ganas a estudiar matemáticas —porque a la mejor ya hubiéramos sido unos jeques tecnológicos.

Si todavía no te decides a conseguir Los filósofos en la era tecnológica: los pitagóricos de hoy porque piensas que está lleno de conceptos filosóficos y matemáticos difíciles de comprender, déjame decirte que no es así: te vas a encontrar con un texto de divulgación perfectamente comprensible y, además, entretenido.

Traté de hacerlo accesible para todos los lectores. Hay también algunas recomendaciones bibliográficas para que puedan consultar más sobre el tema. Se trata de ofrecer la mayor cantidad de elementos para descubrir que hay también un sentimiento filosófico en esta era tecnológica, que además tiene sus defectos. Alguien podría decir: “¿Cómo afirma este autor que Elon Musk es un pitagórico?”. Algunos opinarán que sí y otros que no, porque no está filosofando desde un sentido humanista, sino que está comprando empresas y escalando la cima de la riqueza. Abandona la reflexión de por qué estamos aquí y hacia dónde vamos, o qué máquina es la que verdaderamente va a trascender esta existencia.

El escritor también advierte:

Hoy vemos que estos seudofilósofos o filósofos impuros están inclinados al desarro de inteligencia artificial. Pero, por otro lado, en el libro hablamos de otros filósofos que empiezan a decir: “No, espérate: hay que desarrollar la verdadera inteligencia, la que ha creado a la artificial. Hay que desarrollar la verdadera máquina, la que ha creado a las otras máquinas”. Y eso es parte del juego, de la polémica a la que te va llevando el libro como si fuera una aventura por diversas estaciones: en unas te paras en Google, en otra, en Elon Musk…

Ahora bien, si te parece que este libro trata sólo de protagonistas varones, no te aceleres, porque también encontrarás a Ada Lovelace, pionera de la era de la computación en el siglo XIX por su trabajo en la computadora mecánica de uso general. Ah, y sí, también hija del poeta Lord Byron. +

Historial

Descarga