Ed Brubaker y el género negro

Ed Brubaker y el género negro

04 de marzo de 2021

Carlos Tirado Aramburo

Ed Brubaker es uno de los más grandes escritores estadounidenses de historietas en la actualidad. El famoso creador y guionista de la serie de cómics Gotham Central, obra que tiene como protagonista a Jim Gordon, es quizá el autor contemporáneo que mejor maneja el género policiaco o también llamado género noir.

Brubaker fue el encargado de revitalizar a villanos del hombre murciélago, tales como Catwoman y Joker, este último tendría una famosa novela gráfica, escrita por Brubaker, donde se relataría su primer enfrentamiento con Batman llamado “El hombre que ríe” y que tendría como resultado una buena acogida del público.

Sin embargo, sería con una obra independiente que este autor junto a su compañero de trabajo, el ilustrador Sean Phillips, cuando tomaría mayor fama como escritor de género policiaco. Sleeper es una obra protagonizada por el agente de las fuerzas armadas Holden Carver, quien se encuentra infiltrado en un grupo criminal. Poco después Brubaker aprovechará la mayor oportunidad de su carrera: El Capitán América. En esa serie de historietas crearía y desarrollaría al Soldado de Invierno.

Pero fue en el año 2006 cuando la dupla conformada por Ed Brubaker y Sean Phillips crearían la famosa serie de corte “noir” llamada Criminal. Es gracias a esta serie de historietas, repleta de reflexiones sobre el género y con personajes acompañados de una profundidad psicológica envidiable para cualquier otro narrador del medio, que Ed Brubaker ganaría el año siguiente el Eisner a mejor nueva serie de historietas del año. Todos los protagonistas de Criminal sufren el mismo destino: la cárcel o, si cuentan con menos suerte, algún ataúd medio desvencijado. Relatos llenos de sangre y fracasos, reflejo de una concatenación de accidentes que resultan de las malas decisiones previas de los protagonistas que sobreviven en una sociedad que los ha tratado como seres desencajados. Los únicos recursos de estos personajes para sobrevivir son la violencia y la astucia. Historietas que funcionan, también, como una continuación de las grandes tramas que escribió, un autor clásico, Raymond Chandler previamente para el género.

En 2012 la misma dupla de creadores decide aventurarse en una nueva historia: Fatale. La obra, creada para el sello Image Comics, trata de la vida de una femme fatale llamada Josephine, un ser inmortal disfrazado como una atractiva mujer que ha sobrevivido hasta nuestros tiempos. Esta historia, que mezcla el género policiaco con el terror al más puro estilo de Lovecraft, puede ser vista también como una continuación de Criminal y todo lo que ya habíamos visto previamente en sus historias.

Luego de Fatale, ambos crearían The fade out en el 2014. Una representación del Hollywood del cine negro, donde somos testigos de la investigación del asesinato de una de sus estrellas. My heroes have always been junkie, probablemente, la última gran obra que han hecho juntos. Ellie, nuestra protagonista, se encuentra en un centro de rehabilitación. Nuestra protagonista siempre ha tenido una visión romántica de los drogadictos y el mundo en el que habitan y se encuentra cómoda aceptándolo. En el centro de rehabilitación Ellie conoce a Skip, un muchacho que acaba de cumplir la mayoría de edad. Skip le ocultará un terrible secreto. Pronto ambos comenzarán una relación y se dan a la fuga del centro de rehabilitación. Pero, ¿es sólo Skip el único en no mostrar la verdad?

En la actualidad Brubaker se encuentra desarrollando nuevas historias, tales como Pulp, aunque más centrado en el género western. Todo sea dicho, es un autor imprescindible para entender la narrativa de nuestros tiempos, y de una manera amena y accesible. Probablemente uno de los pocos que han brillado tanto en los sellos famosos, como Marvel o DC Comics, y de la misma manera, en el medio independiente. A mí no me queda más que disfrutar cada nueva historia que escriba y rogarles encarecidamente que le den una oportunidad. +

Facebook

Historial

Descarga