Select Page

¿El libro o la película? 5 libros que se llevaron al cine

¿El libro o la película? 5 libros que se llevaron al cine

27 de septiembre 2022

Por Irma Gallo

Cuántas veces no habremos escuchado la pregunta “¿qué está mejor, el libro o la película?”, cuando de adaptaciones cinematográficas de obras literarias se trata. Pero sobre todo, a mí siempre me ha intrigado ¿por qué ese afán de comparar dos productos culturales que son muy distintos aunque uno esté basado en la historia del otro?

Una vez que he dejado esto en claro, sí quiero decir que es indispensable reconocer que hay adaptaciones más acertadas que otras. Y con “acertadas” no me refiero al hecho de estar más apegadas a la trama, aquella que el escritor contó en su libro y que va de A a B a C, sino a aquellas que son más fieles con el espítitu de aquel. O sea, con lo que quiso decir el autor con su obra. Todo aquello que va más allá de una simple anécdota, lo que hace que un libro se convierta en un símbolo de su época pero que además resista el paso del tiempo.

Aquí voy a enumerar cinco libros y sus respectivas adaptaciones cinematográficas que todavía son relativamente jóvenes como para saber si perdurarán en el tiempo como una representación digna de las preocupaciones de su época; lo que me interesa mas bien es aportar algunos datos generales tanto del libro como de la película para que ustedes, lectores, se formen su propia opinión, que finalmente siempre es la más valiosa.

Carol, de Patricia Highsmith

Publicada por primera vez en 1951 con el título de El precio de la sal, esta novela narra la historia de amor entre dos mujeres: Carol, una mujer rica, madre una niña y que se está divorciando de un matrimonio aburrido, y Thérese, una joven escenógrafa que trabaja temporalmente en la sección de juguetería de unos grandes almacenes. Después de que sus editores la rechazaran por la temática lésbica, la novela se publicó bajo el seudónimo de Claire Morgan, y no fue sino hasta 1989 que se reimprimió con el verdadero nombre de su autora, Patricia Highsmith, y con el título de Carol.

En 2015 se estrenó, con un considerable éxito de público, la película Carol, dirigida por Todd Haynes y protagonizada por Cate Blanchett como Carol y Rooney Mara como Therese. El director apostó por manejar de forma muy contenida la pasión entre las dos mujeres, quizá para retratar mejor el espíritu de la época (los años cincuenta), pero este aspecto no convenció a parte de la crítica. Al mismo tiempo, quizá por la hipocresía que caracteriza a la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de Estados Unidos, la película no recibió ningún Oscar, y eso que tanto Cate Blanchett como Rooney Mara estaban nominadas en las categorías de Mejor actriz y Mejor actriz de reparto, respectivamente. Asimismo, para sorpresa de muchos, la cinta no alcanzó nominación en la categoría de Mejor película.

Harry Potter, de J. K. Rowling

Parece que todo está dicho sobre la saga que volvió millonaria a una sencilla maestra de literatura. Sin embargo, no se puede negar que cuando apareció el primer libro, Harry Potter y la piedra filosofal, la historia de la Literatura Infantil y Juvenil y con ello de la industria editorial, cambió para siempre. Tampoco se puede negar que muchos niños y jóvenes comenzaron su vida lectora con esta novela, y muchos ya no la abandonaron.

La película Harry Potter y la piedra filosofal se estrenó el 30 de noviembre de 2001. Bajo la dirección de Chris Columbus y con guion de Steve Kloves y la propia J.K. Rowling, un pequeño grupo de actores niños se convirtieron en estrellas: Daniel Radcliffe (como Harry Potter), Emma Watson (como Hermione Granger) y Rupert Grin (como Ron Weasley). Fue tal el éxito de esta primera película que le siguieron otras siete, la última de ellas, Harry Potter y las reliquias de la muerte, Parte 2, en 2011.

La chica danesa, de David Ebershoff

En 1931, el pintor Einar Wegener se sometió a la primera operación de cambio de sexo que se conoció en la historia. A partir de ese momento se convirtió en Lily Elbe para el resto del mundo, incluida su esposa la también pintora Gerda Wagener. El escritor californiano David Ebershoff se inspiró en esta historia de la vida real para escribir su primera novela La chica danesa, tan bien lograda que le valió el premio de la Fundación Rosenthal de la American Academy of Arts and Letters y con el Lambda Literary Award. Aunque Ebershoff se tomó algunas licencias literarias, por ejemplo, cambió el nombre de Gerda por Greta, fue fiel al espíritu de la historia: la lucha de Lily por hacer valer su derecho de ser quien realmente era, aun en esa época en que algo así parecía imposible, y la dificultad de Greta por entenderla.

 

Dirigida por Tom Hooper, la versión cinematográfica de La chica danesa se estrenó en 2015 y terminó de consagrar a Eddie Redmayne como un actor de gran talento, capaz de transformarse desde un conmovedor Stephen Hawking en La teoría del todo (por la que ganó el Oscar como mejor actor en 2015), hasta Einar Wagener-Lily Elbe en esta producción. Alicia Wikander, en el papel de Gerda, también logra una destacada interpretación, entre la liberación que, como artista, le supone el haber encontrado a Lily, y la dificultad de reconocer que su marido va más allá de un juego inocente de travestismo, y en realidad es una mujer. Gracias a esta actuación Alicia Wikander ganó el Oscar como mejor actriz de reparto en 2016. 

El muelle de Ouistreham, de Florence Aubenas

Cuando estalló la crisis financiera mundial entre 2007 y 2008, la periodista francesa Florence Aubenas se lanzó a la tarea de emprender la personificación de una mujer de mediana edad, sin estudios formales ni experiencia laboral, y se ofreció como trabajadora de limpieza, tal y como lo había hecho unos años antes (en 1985) el también periodista alemán Günter Wallraff, que se disfrazó de inmigrante turco para experimentar la discriminación y las espantosas condiciones laborales y vitales que sufrían estas personas en su Alemania natal. El resultado del trabajo de Wallraff fue Cabeza de turco, libro que, a pesar de convertirse muy pronto en best seller recibió importantes críticas de quienes consideraron poco ética su manera de conseguir información. Por su parte, a El muelle de Ouistreham no le fue tan mal, quizá porque su autora, Florence Aubenas, ya había vivido una experiencia de terror sin proponérselo: en 2005 permaneció 157 días secuestrada en Irak, como rehén de guerra. O quizá también porque parte del público lector ya se ha acostumbrado a este tipo de trabajo de investigación periodística.

En 2021 el también escritor Emmanuel Carrère estrenó su versión cinematográfica del libro de Aubenas. Llamada en francés simplemente Ouistreham y en español En un muelle de Normandía, la película está protagonizada por quien es quizás la actriz francesa más reconocida en la actualidad (me atrevo a decir que aún más que Catherine Deneuve, sobre todo por las nuevas generaciones): Juliette Binoche. Aunque el personaje que caracteriza Binoche se llama Marianne Winckler y no Florence Aubenas, está claramente basado en la periodista francesa. Para Carrère no es nada nuevo este juego del impostor (o de la impostora, en este caso, la mujer educada y de clase media que actúa como quien no tiene ni instrucción ni recursos para conseguir un objetivo que va más allá del de atender sus necesidades primarias), pues el también escritor es autor de la novela El adversario, en la que narra la historia, en un tono entre testimonial y ficción, de un hombre que se hizo pasar por empleado del Banco Mundial y terminó asesinando a toda su familia antes de tratar de suicidarse.

Llámame por tu nombre, de André Aciman

Publicada originalmente en 2007, esta novela va más allá de sólo la historia de amor entre Oliver, joven universitario de 24 años, y Elio, de tan solo 17. Narrada con las sutilezas de quien conoce muy bien el lenguaje (André Aciman fue profesor de Literatura comparada), cuenta además con un montón de referencias artísticas que rayan en lo erudito pero que no son gratuitas y están puestas ahí por su autor para que la relación entre ambos personajes pueda desarrollarse, porque es a través del arte como empiezan a comunicarse, a nombrar aquello que no pueden. Llámame por tu nombre probablemente será una de esas novelas que trascenderán su época.

Dirigida por Luca Guadagnino, la película se estrenó en 2017 con el mismo nombre que la novela. Icluso André Aciman participó como co guionista, al lado de James Ivory. Quizás esta es una de las razones por las cuales Llámame por tu nombre mantiene el espíritu del libro en que se basó: la relación entre los dos jóvenes va más allá del despertar sexual de Elio (encarnado por Timothée Chalamet), sino que su pasión se origina en un ambiente en el que el arte ocupa un lugar preponderante y es un detonador del erotismo. Tanto Chalamet como Armie Hammer en el papel de Oliver logran una exquisita tensión entre la ternura y el deseo sexual y Luca Guadagnino nos regala una hermosa película que, sin embargo, se escapa hábilmente del melodrama dulzón.

Historial

Descarga