Select Page

¡Ratones por doquier!

¡Ratones por doquier!

04 de abril de 2022

Rodrigo Morlesin 

Son escurridizos, astutos y tragones.
Están en todas partes sin ser vistos, como los ladrones.
Lo miran todo… siguen tus pasos.
Saben lo que haces, ¡hasta cuando vas al baño!

En la literatura infantil hay ratones muy famosos. Aquí te presentamos once para todas las edades. Su cola, bigotes y orejas los destacan en el mundo animal, pero su ingenio e inteligencia los han hecho famosos en todas partes. Los hay estrellas de cine y de televisión; ratones periodistas y abogados; ratones en guerra, y niños y niñas que son transformados en ratones. A continuación, te presentaremos algunos roedores pequeños con aventuras enormes.

¡Valiente como ratón!

Despereaux es un ratón fuera de lo común. No sólo por sus enormes orejas, por tratarse de una leyenda de la literatura o por tener su propia película, sino porque es el ratón más valiente que puedes encontrar en los libros.

Despereaux, libro de Kate DiCamillo, premiado con la Medalla John Newbery, narra la aventura de Despereaux Tilling, quien, lejos de representar una cola más en la comunidad ratona, es un soñador que no conoce la palabra imposible. Encontrarás una aventura llena de valor y corazón.

Ratones, ratas, niños y niñas

Hay dos historias clásicas en las que niños y niñas son transformados en ratones. Pero ¿por qué en ratones y no en otro animal? Pues porque los ratones son pequeños y fáciles de ocultar.

La primera es “El flautista de Hamelin”. Este cuento clásico de los hermanos Grimm ―que todos conocemos, pero que no todos hemos leído― está basado en una leyenda alemana, y cuenta la historia de un forastero que un día llega al pueblo de Hamelin y ofrece sus servicios para acabar con la plaga de ratas que sufrían. Claro que todo favor debe ser pagado con otro favor… digamos que con una jugosa recompensa en monedas de brillante oro. Tocando su flauta, el artista logra hipnotizar a todas las ratas para que salgan de sus escondites y lo sigan hacia el río. Pero el favor no fue correspondido por el pueblo, y el flautista vuelve a tocar su instrumento, esta vez llevándose a las niñas y los niños del pueblo.

La segunda historia es la maravillosa novela Las brujas, de la gran estrella de la literatura infantil Roald Dahl, también autor de Matilda y Charlie y la fábrica de chocolate. Esta historia ha sido llevada al cine en dos ocasiones y hay una novela gráfica, pero el libro sigue teniendo mejores bigotes que sus adaptaciones. Una congregación de brujas busca deshacerse de todas las niñas y los niños del mundo, convirtiéndolos en ratones. Una estrategia bastante genial, si no fuera porque estos nuevos roedores no pretenden quedarse con las patitas cruzadas.

Estrellas de la pantalla

Los ratones se han convertido en las estrellas en muchas animaciones y películas. Pero la mayor estrella es sin duda Mickey Mouse. Si eres fan de este ratón con pantalones cortos, te recomiendo que juntes los ahorros que te dejó el ratón de los dientes, vayas a Gandhi y te compres el libro editado por Taschen que contiene toda la historia de este famosísimo roedor. Pero Mickey no es el único: otros ratones de la literatura infantil han sido llevados a la pantalla.

Arthur es sin duda uno de los ratones más inteligentes y tiernos de las series animadas, salido de la imaginación de Marc Brown. Tiene muchísimas aventuras en papel que seguro recuerdas por la serie de televisión.

Otro ratón con cientos de aventuras es Geronimo Stilton: periodista y ―sin quererlo― un aventurero a lo Sherlock Holmes o James Bond , además de algo así como el Tintín de los ratones. Geronimo vive en Ratonia buscando su próxima exclusiva, aunque siempre termine metido en líos. Esta serie de historias tiene más de 120 libros en Italia (una buena parte publicados en español) y ha sido llevada a la pantalla en una serie animada.

Y uno más: Stuart Little es un pequeño ratón que una familia humana adopta y quiere como a un hijo propio. Su pequeño tamaño se compensa con su enorme ternura y amor por la aventura. Seguramente conoces las tres películas, pero ¿sabías que su autor, E. B. White, es el mismo de La telaraña de Carlota? Sí, esa historia que fue llevada al cine con el nombre de La telaraña de Charlotte.

Para las y los pequeños como ratón

Maisy fue creada por la inglesa Lucy Cousins, quien le ha dado vida en más de 30 libros. Maisy es una ratoncita en edad preescolar que vive un montón de aventuras en libros de cartoné para niñas y niños pequeños. Esta ratoncita se ha vuelto una favorita por sus aventuras e ilustraciones sencillas. Nos lleva de la mano por lo más cotidiano y divertido de ir al kínder, a la librería o incluso viajar en avión.

Un favorito desde Colombia

Claudia Rueda no imaginó que sus ratoncitos se convertirían en un clásico de la literatura. Dos ratones, una rata y un queso cuenta la historia de dos ratones hambrientos que tienen la mala suerte de encontrar al mismo tiempo un pedazo de queso. Así, comienzan a pelear por su posesión hasta que llega una astuta rata a solucionar el problema. Pero como toda buena rata abogada, buscará llevarse su tajada.

Para ratones adultos

Sin lugar a dudas, uno de los grandes clásicos de la novela gráfica es Maus, del multipremiado Art Spiegelman. Esta novela gráfica con ratones como personajes narra los horrores de la Segunda Guerra Mundial, que el autor escuchó en voz de su familia. Spiegelman entrevistó a su padre y con ese material creó esta extraordinaria obra, ganadora del Premio Pulitzer. Y aún hay más: existe una versión extendida llamada Metamaus, que contiene el proceso de creación; contiene un DVD en el que se muestran documentos históricos, material inédito y hasta una entrevista con el padre de Art.

La extraordinaria Rébecca Dautremer (no olvides leer la entrevista que tenemos con ella en este número) ilustró el clásico del ganador del Premio Nobel John Steinbeck, De ratones y hombres. Se trata de una extraordinaria obra que narra la vida de la clase baja de Estados Unidos durante la Gran Depresión. Este libro es una piedra angular de la literatura estadounidense, que ahora se presenta como nunca antes con las ilustraciones de Rébecca. Éstas le imprimen nostalgia, belleza y bondad tanto a los paisajes como a los personajes; el color y la gráfica popular de los treinta se transforman en potentes narradores en este clásico publicado por Edelvives.+

Historial

Descarga