Select Page

Elizabeth Strout, más allá de los premios

Elizabeth Strout, más allá de los premios

25 de octubre 2022

Por Irma Gallo

Los premios, sin duda, definen muchas carreras literarias. Es el caso, por ejemplo, de Elizabeth Strout (Portland, Maine, 6 de enero de 1956). En 2009  ganó el Premio Pulitzer de Ficción por su novela Olive Kitteridge, y tuvo tanto éxito que fue adaptada como serie para HBO, con la espectacular Frances McDormand en el personaje principal. Le fue tan bien que ganó seis premios Emmy en el 2015.

En su sitio web, la escritora norteamericana escribe que “Desde muy joven se sintió atraída por escribir cosas, registrando en cuadernos los detalles cotidianos de sus días. También se sintió atraída por los libros y pasó horas de su juventud en la biblioteca local, holgazaneando entre las pilas de ficción. Durante los meses de verano de su infancia jugaba al aire libre, ya sea con su hermano o, más a menudo, sola, y aquí es donde desarrolló su profundo y perdurable amor por el mundo físico: las rocas cubiertas de algas marinas a lo largo de la costa de Maine, y los bosques de New Hampshire con sus flores silvestres escondidas.

Durante su adolescencia, Strout continuó escribiendo con avidez, habiéndose concebido a sí misma como escritora desde muy temprana edad. Leía biografías de escritores y ya estaba estudiando, por su cuenta, la forma en que los escritores estadounidenses, en particular, contaban sus historias”.

Se graduó en Inglés en 1977, y luego asistió a la escuela de Derecho de la Universidad de Syracuse, de donde obtuvo un grado en Derecho y un Certificado en Gerontología. Durante un tiempo breve, Elizabeth Strout trabajó desempeñando servicios legales, hasta que se mudó a Nueva York, en donde se convirtió en profesora adjunta en Manhatthan Community College. Durante todo este tiempo siguió publicando cuentos. En su sitio web se lee: “haciendo malabares con las necesidades de la crianza de una familia y su horario de enseñanza, encontró algunas horas cada día para trabajar en su escritura”.

Quizá fue esta vocación primera por los cuentos lo que perfiló a la novelista en que Strout se convirtió después. La novela ganadora del Pulitzer, Olive Kitteridge, está estructurada como una serie de historias cortas interconectadas sobre distintos personajes de un pueblo, en torno a Olive, una maestra retirada.

La novela Me llamo Lucy Barton, iniciadora de una saga que continuaría con Todo es posible, Ay, William y la recién publicada Lucy By The Sea, explora la relación entre una hija y su madre, en los momentos en que la primera convalece de una intervención quirúrgica en un hospital y la segunda la cuida. La mayor parte de la crítica recibió con entusiasmo esta novela de Strout en la que la escritora centra su trabajo literario en la creación de los personajes. Sin embargo, hubo también quien escribió que era un “bodrio”. Finalmente, Me llamo Lucy Barton ganó el Premio Malaparte en 2016 y fue seleccionado como Best Seller #1 por el New York Times.

Publicada en febrero de 2021, Luz de febrero es una secuela de Olive Kitteridge. Strout regresa al personaje que  la hizo jugar en las grandes ligas al ganar el Pulitzer más de una década antes. En esta novela, la protagonista tiene setenta y ocho años de edad, por lo que la escritora estadunidense explora la decadencia de la vejez, pero también la importancia (y paradójicamente la fragilidad) de los vínculos afectivos.

Leída y admirada por personajes tan dispares como Zadie Smith y Oprah Winfrey, Elizabeth Strout está segura de que su éxito reside en que escribe sobre la gente “común y corriente”, porque “nadie es ordinario”. En una entrevista recientela ganadora del Pulitzer afirmó que los premios que han ganado son menos importantes para ella que sus lectores. “He llegado a la gente a través de mis libros, que es todo lo que siempre quise hacer”, dijo.

Historial

Descarga