Select Page

Lista: 7 libros eróticos que tienes que leer en febrero

El núcleo del erotismo cotidiano, entre poesía cotidiana y lazos envueltos en sentimientos. Dramatizar es la parte  más fuerte del ser humano y el erotismo se le relaciona con las experiencias sexuales, se condiciona al amor, cuando en realidad se puede tener una experiencia erótica en contextos no amatorios, incluso sin la presencia de una pareja. El caos y erotismo de la noche oscura, da vida, fecundidad y sentimiento,  complacencia a la innumerable multitud de seres mortales; tu quien describe el cielo y mantiene el universo cautivado de amor. Febrero nos mantiene con una puerta abierta al amor, al sexo  y la imagen perpetua de lo erótico. En esta lista te presentamos  un estímulo relacionado al autoconocimiento y el estudio de las sensaciones en la literatura erótica.

Cartas eróticas, de James Joyce

James Joyce, escritor irlandés, reconocido mundialmente como uno de los más importantes del siglo XX. Joyce es aclamado por su obra maestra, Ulises.  Cartas eróticas, es una recopilación de la correspondencia íntima que mantuvieron  James Joyce, y su esposa, Nora Barnacle. Una historia fuerte amor y sexo “Hay algo de obsceno y lascivo en el aspecto mismo de las cartas. También su sonido es como el acto mismo, breve, brutal, irresistible y diabólico….”Su publicación estuvo prohibida por sus descendientes hasta enero de 2012, dado el tono perverso de estas cartas. Joyce y la sutiliza por la mujer que extrañaba con lascivia  “Mi amor por ti me permite rogar al espíritu de la belleza eterna y a la ternura que se refleja en tus ojos o derribarte debajo de mí, sobre tus suaves senos, y tomarte por atrás”.

El amante de Lady Chatterley

David H. Lawrence,  nacio en Inglaterra en 1885, escritor y autor de novelas, cuentos, poemas, obras de teatro, ensayos, traducciones y crítica literaria. El amante de Lady Chatterley, es una de las primeras obras maestras de la literatura erótica. Durante mucho tiempo se vendió la versión censurada, actualmente se puede conseguir completa. La obra causó escándalo y fue prohibida en su época, debido a las escenas donde se describen relaciones sexuales de manera explícita. Publicada en Florencia en 1928, no se imprimió en el Reino Unido sino hasta 1960.  “Connie, con el pelo húmedo y pegado a la cabeza, volvió su cara caliente y le vio. Sus ojos azules brillaron excitados al volverse y salir corriendo en un desacostumbrado ademán de carga, dejando el claro y penetrando en el sendero mientras las ramas húmedas azotaban su cuerpo. Ella siguió corriendo y él sólo veía su cabeza húmeda y redonda, la espalda húmeda inclinada hacia adelante en la huida, el estremecimiento de las nalgas esféricas”.

Juliette

Donatien Alphonse François de Sade, conocido por  marqués de Sade, nace en París, en 1740, fue un filósofo y escritor francés, autor de Los crímenes del amor, Aline y Valcour. También le son atribuidos Justine o los infortunios de la virtud, Juliette o las prosperidades del vicio.
Juliette o las prosperidades del vicio, también llamada Juliette o el vicio ampliamente recompensado, publicada en 1796 tras La nueva Justine. Una de las obras eróticas por excelencia junto con La filosofía en el tocador.
Juliette y Justine eran dos niñas que tenían 14 y 12 años respectivamente cuando quedaron huérfanas y solas. Al salir del convento, ambas decidieron tomar caminos distintos. Juliette, una hermosa joven, decidió comenzar a trabajar en un burdel. “No resistí más: yo estaba agotada, pero de ningún modo tranquilizada y ya no me apetecía Delcour: tanto como lo había deseado, me causaba horror. Este es el efecto de los deseos irregulares: cuanto más han exaltado nuestras cabezas, más vacías las dejan”.

Las once mil vergas

Guillaume Apollinaire, poeta y novelista que vio la muerte muy pronto, cómplice cercano de los pintores Pablo Picasso y André Derain, del dramaturgo Alfred Jarry y del poeta Max Jacob, Guillaume Apollinaire, trabajó como crítico para varias revistas de arte y sociedad. Sus primeros poemas escritos en 1897, hablaban sobre la angustia, el amor, la melancolía y el erotismo.
Escribió las novelas eróticas Las once mil vergas (1908) y Las hazañas de un joven Don Juan (1908), así como El encantador en putrefacción (1909), obras que le dieron respeto a lo largo de su camino.

Historia del Rey Gonzalo y las doce princesas

Pierre Louÿs, escritor y poeta francés nació en Bélgica el 10 de diciembre de 1870. Creció en Francia donde desarrolló una gran amistad con el futuro Premio Nobel y defensor de los derechos homosexuales, André Gide. Louÿs comenzó a escribir sus primeros textos eróticos a la corta edad de 18 años. Su libro Historia del Rey Gonzalo y las doce princesas se quedó perdido por mucho tiempo almacenado en los cajones del escritorio, junto con una enorme cantidad de manuscritos que representaban su producción erótica. La censura por olvido que se impuso a esta obra fue por ser tachada de literatura pornográfica en Europa.

Lolita

Vladimir Nabokov, escritor de origen ruso, nacionalizado estadounidense, Lolita, es una de las novelas controversiales de la segunda mitad del siglo XX. Humbert, hombre de más de cuarenta años, vive obsesionado con la belleza de las niñas de 12 a 14 años. Cuando se muda a un pueblo en Nueva Inglaterra se enamora de la hija de 12 años de Charlotte Haze, con quien se casa, y desea secretamente a la niña; posteriormente logra escapar con ella para esconder su verdadero amor y pasión por ella, llevándolo a una intensa relación. Esta novela fue prohibida después de que el editor del Sunday Express dijera que era “el libro más sucio que había leído”; en 1955 el Home Office descartó todas las copias del libro con la explicación de que era pornografía.

La Doncella de Orléans

Voltaire,  hacia 1730, combinó un poema épico burlesco en versos decasílabos para reírse del mito más enraizado en la Francia de su época, Juana de Arco.  La Doncella de Orléans “La Pucelle”, publicada por primera vez parcialmente en 1755 en una edición clandestina, y en 1762 con sus veintiún cantos definitivos e ilustraciones “La Doncella de Orléans” dirigido a la figura de Juana de Arco, En el tramo final de la obra, Juana en el fragor de una batalla está a punto de matar a un caballero inglés, pero cuando le quita el casco, se enamora de él y le salva la vida. Juana es capturada por los ingleses. Desde su celda es testigo de una batalla en la que los franceses están siendo derrotados.

MasCultura  16-feb-17

Facebook

Historial

Descarga