Select Page

Cartas entre escritores, el arte de la correspondencia

¿Desde cuando no recibes una carta? Y no me refiero a esa fastidiosa papelería repleta de números que llega cada mes a nuestras casas, sino a aquellos viejos textos, emisores de revelaciones inesperadas, que solían viajar por un largo tiempo en el servicio postal antes de llegar a su destinatario. Esta pregunta nace debido a que la costumbre de utilizar el correo como medio de comunicación se encuentra casi olvidada.

Seamos sinceros, una carta no es sólo una insignificante hoja de papel cuya función se reduce al mero recado. Existe todo un proceso intelectual que promueve la escritura y hace de ella todo un arte donde proliferan los consejos, la gratitud, el pésame y las recomendaciones.

El auge del internet y la telefonía celular nos ha regalado la extraordinaria posibilidad de mantenernos informados al momento, eso nadie lo puede negar, pero esta semana la nostalgia del pasado nos invita a recordar cuando la pluma y el papel representaban la magia epistolar. En esta lista encontraran algunas de las correspondencías más interesantes entre escritores.

Henry Miller y Anais Nin

La pasión literaria que estos dos escritores plasmaron en sus cartas ha sido un tema recurrente en películas, ensayos, artículos, etc. El autor de la trilogía “Sexus Plexus Nexus” es universalmente reconocido por aportar un peculiar erotismo en cada línea de sus textos, ella no se queda atrás, relatos como “Delta de Venus" y “Pajaritos” están cargados de intensa descripción carnal y ambiciones plenamente sensuales. No sorprende que la correspondencia entre ambos sea un fascinante viaje por un acaloramiento lleno de frases que hipnotizan a través del ritmo verbal.

Jack Kerouac y Allen Ginsberg

La correspondencia entre la dupla favorita de la Generación Beat se encuentra al alcance de todos en un libro simplemente llamado “Cartas”.

Con más de 300 misivas, esta recopilación de textos es fundamental para comprender la naturaleza sobre una de las legendarias amistades en la contracultura estadounidense.

Jean-Paul Sartré y Simone de Beauvoir

Si de amores célebres se trata, el de los dos intelectuales franceses se encuentra en los primeros lugares. Jean-Paul Sartré y Simone de Beauvoir compartían el gusto por la escritura y solían dedicar horas al proceso de sus respectivas obras literarias.

Peculiarmente, su “relación abierta” dio pie a toda una serie de misivas llenas de elegancias verbales que, más que amor, revelaban una auténtica conexión emocional.

Imagen: Jack Kerouac y Allen Ginsberg.
Mascultura 17-Abr-14

Facebook

Historial

Descarga