Energía en movimiento

Es una verdad reconocida que los seres humanos estamos compuestos de energía. La ciencia moderna lo sabe y utiliza esta energía para ayudar a curarnos. Antiguas tradiciones también han utilizado la energía inherente de los hombres para sus prácticas sanadoras. Dos de las prácticas que más aceptación ha logrado en la actualidad provienen de oriente, se tratan de la acupuntura y el reiki, y parten de la misma base, aprovechar los puntos energéticos del cuerpo.

El en caso del reiki, se trata de un sistema de sanación que nace en Japón a finales del siglo XIX y se practica por simple imposición de manos para canalizar la energía de sanación desde el terapeuta hasta el receptor.

Cabe señalar que a pesar de utilizar términos como “espiritualidad”, “universo”, “consciencia”, “reconexión”, “luz de Dios” y otros más del mismo tipo, el reiki no se trata de una práctica religiosa. El reiki es un sistema de sanación que se practica desarrollando la consciencia del YO energético, y trayendo el KI -energía vital empleada para animar y dar vida a la creación- hacia nosotros para revitalizar el cuerpo y liberarlo de problemas emocionales, sistemas de creencias y trastornos físicos. El reiki enseña que el dolor, el sufrimiento y la enfermedad se deben a que nos hemos apartado de la unicidad de la creación. Es decir, es nuestra soledad, nuestra sensación de aislamiento, lo que provoca el dolor y el sufrimiento.

Al tratarse de una técnica no invasiva se ha incorporado al sistema de tratamientos alopáticos de algunos hospitales y clínicas privadas, resultando muy útil en conjunto con otras terapias, así como en el autocuidado.

Para llevar a cabo una sesión sanadora de reiki, el terapeuta se vale del sistema de centros energéticos que se encuentras en todos nosotros. Estos centros de energía se conocen como chakras. Existen siete centros chakras principales, cada uno de los cuales se identifica con un color y tiene una relación directa con la parte física que rige en el cuerpo, donde su corresponde con el sistema endócrino.
Cualquiera puede aprender a mover estos puntos de energía para equilibrarlos y lograr la sanación. Richard Ellis, autor de Reiki para principiantes, pretende demostrar que no se requieren habilidades especiales para impartir reiki sanador, sino una profunda dedicación y estudio para lograr esta habilidad. Reiki para principiantes de trata de un manual editado de manera impecable, con instrucciones sencillas, repleto de imágenes y consejos prácticos que despertará el sanador que todos llevamos dentro.

A muchas personas esta práctica pueden parecerle extraña e incluso esotérica, pero no hay nada como probar una sesión de reiki para entender la ciencia detrás de esta disciplina. Nunca olvidemos que la muerte y transformación de nuestras antiguas creencias no resulta fácil. Abrirnos a la experiencia es lo que nos acerca al equilibro. Y es el reiki lo que nos ofrece grandes beneficios a la salud.

Reiki para principiantes forma parte de una nueva colección que pretende introducir al lector en diferentes prácticas terapéuticas. Hasta el momento se ha editado también Yoga para principiantes, de Sally Parkes. Una buena manera de entrar en balance de su vida.

-Richard Ellis: Reiki para principiantes. España, Neo Person, 2014, 224 pp.

Por Andrés Mayo Góngora

Mascultura 26-oct-15
 

Facebook

Historial

Descarga