Lista: Lectura que todo amante del rock debe de leer

A lo largo de la historia, el rock ha sido repudiado, satanizado y estereotipado. En muchos de los casos, el trabajo artístico de músicos dedicados a este género ha sido reducido como mero ruido y espectáculo. No trasciende de ahí, según los prejuiciosos. Por suerte, esa mentalidad ha ido cambiando y ya son muchos los que ven en este estilo una forma de vida y una expresión artística tan compleja como cualquier otra.

Pero no todo se limita a la música, la literatura se complementa con ella y es por eso que, de la mano de MALPASO, mostramos algunos de los libros dedicados a personajes, movimientos, agrupaciones o trayectoria de algunos íconos del rock que poco a poco se han ido convirtiendo en ídolos del planeta entero.

LA IRA ES ENERGÍA | JOHN LYDON

Estas son las memorias de John Lydon, rey sin corona del punk británico y uno de los iconos más irreverentes de la contracultura; en ellas nos habla de tú a tú y le da un “repaso” a su vida y a la de los que tuvieron a suerte -no- de coincidir con él. Sin censura, sin pelos en la lengua y a calzón quitado: así habla John Lydon y esta es la característica que mejor define a La ira es energía. A diferencia de lo que ocurriera con su autobiografía, en este caso Lydon reflexiona sobre lo que hizo, sobre las consecuencias que tuvo y, lo que es mejor, sobre la época que le toco vivir. Este punto de vista, más maduro y articulado, no ha perdido ni un ápice de frescura y descaro. Lydon no tiene reparos en decirnos lo que piensa sobre personajes como Vivienne Westwood o Malcolm McLaren, sobre Sid Vicious -un gran amigo perdido- o sobre temas como el punk, la música, la enseñanza, la creatividad o la moda. Lydon es energía en estado puro y reivindica a la ira como motor para construir y seguir adelante.

¡ALUCINA! MI VIDA CON FRANK ZAPPAPAULINE BUTCHER

Londres. Corre el año 1967 y Pauline deambula sin rumbo por la mágica metrópoli de los sesenta. Tiene 21 años, trabaja en una agencia de secretarias y no suele desmelenarse, pero un inesperado encuentro cambiará radicalmente su vida: una tarde recibe la llamada de un sujeto que necesita transcribir las letras de un disco. Es Frank Zappa. Ese feliz e improbable encargo vendrá seguido por vagos flirteos, extrañas confidencias y una propuesta desconcertante: trasladarse a Los Ángeles e ingresar en la variopinta cuadrilla que allí convive y desvaría con el cantante. Aceptada la invitación, nuestra audaz mecanógrafa asistirá atónita y deslumbrada al asombroso espectáculo que se representa frente a ella. Contempla la incansable actividad creativa de Zappa, es toda oídos durante sus peregrinos coloquios con tipos como Mick Jagger, George Harrison, Eric Clapton o Rod Stewart y asiste religiosamente a los extáticos ensayos de su grupo, ceremonias por las que desfila una caterva de friquis, tunantes, colgados y entrañables soñadores. De todo ello da cuenta en este libro.

EN CUERPO Y ALMAIAN CURTIS/JON SAVAGE

El crítico Jon Savage ha reunido en este volumen las cuarenta composiciones que Curtis escribió a lo largo de una vida zanjada mediante suicido en 1980. Son textos vagamente misteriosos sobre los que planean las sombras tutelares de Kafka y las furtivas metáforas del modernismo. También asoma una realidad enconada: en ellos reconocemos el explosivo paisaje de Manchester a finales de los setenta y la tragedia interior de un joven extraordinariamente sensible sometido al acaso de demasiadas ferias. Como complemento de esas magníficas letras se producen páginas de sus cuadernos y otros materiales que iluminan los aspectos menos patentes de este trabajo poético.

MEMORIASNEIL YOUNG

Infancia esteparia, sueño californiano, Buffalo Springfield, Crosby y sus colegas, Crazy Horse…. Ácidos, copas, escándalos, mujeres, acordes inextinguibles y desacuerdos…. Regresos, vueltas y revueltas… Ésas son las claridades, ¿pero qué hay detrás o debajo de las sombras? Neil Young es una leyenda en ejercicio, una figura insoslayable del canon roquero desde los ya lejanos sesenta y además un enigma. Al menos hasta ahora. Porque el muy esquivo sujeto, aquejado tal vez de una brusca simpatía, decidió cierta mañana mostrarnos el sanctasanctórum de sus recuerdos e intimidades. Ese improbable experimento confesional es este libro: una voz cantante escrita de puño y letra (no hay fantasmas por medio) que nos presenta el caleidoscópico panorama de una vida y una música ejecutadas hasta la médula, que nos conduce desde las nieves de Ontario a los edenes hawaianos pasando por las calles alucinadas de Los Ángeles en los albores de la gran turbulencia. Estamos, pues, ante el «relato definitivo» (tópico por una vez justificado) de un viaje obstinadamente inenarrable o, como afirma un crítico sin duda perspicaz, ante “la historia del rocanrol abierta en canal, en primera persona y en presente de indicativo”.

DESORDEN PÚBLICOPUSSY RIOT

La tortuosa (y a menudo ridícula) historia de la blasfemia alcanzó cotas sublimes (es decir, grotescas) el día en que cinco sediciosas uniformadas con medias, chaquetas,pasamontañas de colores y peinados intolerables traspasaron las puertas de una catedral moscovita con el propósito de cantar sus discrepancias en el altar de la ortodoxia. Allí blandieron guitarras y allí (dónde si no) toparon con la Iglesia, cuyo brazo secular se abatió sobre ellas con todo el peso de la ley (que es mucho) para aplastarlas antes de que pudiesen entonar la segunda estrofa. El gran vicario Putin se puso, como suele, los calzones y enarbolando la razón de Estado decidió apagar la música a toque de corneta (con la inestimable colaboración, naturalmente, de ese poder que llaman judicial): tres de las insurgentes detenidas fueron acusadas de horribles delitos y las dos más contumaces siguen purgando su osadía en una cárcel esteparia. Pero el segundo mandamiento es inmisericorde, y la autoridad competente que había pronunciado el nombre de Dios en vano, halló en su pecado la penitencia: un inmenso coro de voces consternadas clamaron para afearle su conducta. Por mucho que oculten las orejas en cumbres lejanas (e internacionales), la santa inquisición  no consiguen desoír el estruendo. Ese alboroto es este libro. Aquí se reúnen canciones, poemas, artículos y otros textos significativos de las vulvas sublevadas junto con las turbulencias aportadas por personajes tan ilustres como Yoko Ono, Bianca Jagger o Vivian Goldman. Se trata de un material heterogéneo que nos proporciona la estampa de una batalla contemporánea en defensa de las libertades civiles. La guerra no ha terminado y también se libra en nuestras páginas

WHO I AMPETE TOWNSHEND

Leyenda viva del rock y uno de los grandes incendiarios que junto con The Beatles, Rolling Stones, Cream o Pink Floyd, encendieron una tormenta destinada a pulverizar los tedios establecidos y dar forma a una nueva manera de no ser viejo. Pete y The Who fueron audaces pioneros en la trituración pública de instrumentos musicales y otros enseres igualmente valiosos, el abuso recreativo de sustancias no recomendadas por las autoridades sanitarias y el comercio carnal e indiscreto con admiradoras más o menos ingenuas. Pero Townshend es también el creador introvertido, el chico extraviado y el hombre roto que intenta comprender sus flaquezas para sobrevivir a sí mismo. De todo ello ofrece testimonio Who I Am, una de las memorias más auténticas y ambiciosas que se haya escrito nunca en el Olimpo de la música popular.

¿ACASO MOLESTA EL RUIDO QUE RETUMBA EN MI SESERA?STEVEN TYLER

La trinidad compuesta por sexo, drogas y rocanrol sería a estas alturas un venerable tópico si Steven Tyler no se hubiera consagrado a ella con un paroxismo sulfúrico capaz de disolver hasta los lugares más comunes. En lo relativo al primer punto podemos afirmar que vacilan entre la estupefacción y la envidia cuando contemplan su inagotable repertorio de incontinencias. Con respecto al segundo baste decir que nuestro héroe cifra en millones el costo de las sustancias empleadas para conocer tanto el éxtasis como el borde de la muerte.

TOMA INTERIORVAN MORRISON

Toma interior contiene un tercio de la producción lírica que Van Morrison ha compuesto a lo largo de más de cincuenta años de carrera. En esta representativa antología de uno de los cantautores más innovadores de la escena finisecular, el lector encontrará destellos de todo el imaginario que el «León de Belfast» ha ido destilando en su prolífica obra: recuerdos del paisaje de su primera memoria, accesos místicos para iniciados, retazos de una infancia no siempre añorada y tribulaciones propias del desencanto que llega con la madurez.

Con la radio como telón de fondo y fuente primera de descubrimiento musical, Van Morrison rinde un generoso homenaje a todos los artistas que trazaron el sendero luminoso por el que ha transitado, un camino de soledades, amores febriles y desengaños, de amistades tumultuosas, estados de gracia e iluminaciones inesperadas.

LETRAS COMPLETASBOB DYLAN

Cantautor de cantautores, recientemente galardonado con el Premio Nobel de Literatura, presenta la edición integral de su cancionero completo, en edición bilingüe. Esta edición ofrece, por fin, la posibilidad de explorar el vastísimo universo poético del bardo de Minnesota, desde sus primeros tientos profesionales como cantautor contestatario e ídolo de su generación, hasta el día de la revelación en el que se obró el milagro -y sacrilegio para muchos- que le llevó a abrazar las armas del rocanrol y electrificar su imaginario musical, despojándolo de las esencias folk que hasta entonces lo habían caracterizado. Con esa transformación también llegaría un nuevo lenguaje poético y su inclusión definitiva en el olimpo de los grandes del rock. De sus fugaces conversiones religiosas a otros credos y otros tantos desvaríos, también da noticia el propio cancionero, una obra que deviene en hoja de ruta lírica de la singladura vital de Bob Dylan.

33 REVOLUCIONES POR MINUTODORIAN LYNSKEY

Una historia detallada de la canción protesta, uno de los géneros musicales que mejor han definido el siglo XX. Para Lynskey, la obra fundacional de este género es “Strange Fruit” que Billie Holiday interpretó por primera vez en 1939. En esa canción se reunían la calidad musical y la denuncia de una situación ignominiosa. Es importante insistir en esa reunión de calidad musical y denuncia porque éste es el criterio que rige este libro por encima de otras consideraciones. Pete Seegen, Joan Baez o Bob Dylan fueron pioneros de una carrera en la que los relevarían R.E.M., U2 o Bruce Springsteen. Porque, al llegar a cierto punto, música popular y denuncia parecen indisociables, Dorian Lynskey se ocupa en describir esta relación con los movimientos sociales que se apoyaron en la música para difundir su mensaje.

Fuente: MALPASO / todostuslibros.com

MasCultura 11-ene-2017

Facebook

Historial

Descarga