Blackvoid con toda la rabia

La liberación musical es una seducción trascendental en la catarsis humana, es una creación de texturas, de identidad sonora y de energía pura que se condesa en rabia y nostalgia por quienes la interpretan. No puedes resistirte al momento o a la reacción que ésta provoca. En ese sentido, las frecuencias que detona la banda canadiense Blackvoid se unen a un recorrido de varios años, desafiando conceptos musicales dentro de una subcultura en constante flujo de ideas vigentes. Tienen una alternativa sonora que saben ejecutar con una mezcla de raíces mexicanas: letras e imágenes prehispánicas procedentes de huellas selváticas de la Ciudad de México. El cuarteto está alineado desde 2007, y en su trabajo se incorporan dentro de los sonidos, el funk y las guitarras estridentes, ‘mexicois’, que perduran por sus canciones en spanglish. Su disco Ahí viene la migra, los ascendió a la nominación de Mejor Banda de Rock en los Montreal Latin Awards.

Ésta es su tercera gira por México, y están en constante movimiento; los pueden escuchar en vivo en sus siguientes presentaciones en Puebla, Oaxaca, Cuernavaca, CDMX, Texcoco, Pachuca, Morelia, Guadalajara, Querétaro, San Luis Potosí y León.

En MasCultura y la revista Lee+ tuvimos el gusto de charlar con Nagano, vocalista y frontman de la banda.

La vigencia y diferencia en la creación musical:

La verdad es que nos gusta hacer cosas diferentes, pero lo nuestro se ve en los shows en vivo. La música de la banda está vigente porque todos tenemos el rock en la sangre, tenemos que ensayar tres veces por semana, porque si no, no te sientes bien; casualmente todos tenemos esa necesidad y se traduce en energía, no hay fórmula mágica, simplemente buscamos un fin común, por eso automáticamente la música se vuelve explosiva.

Las emociones del público y la respuesta:

Han hecho comentarios de los shows en vivo, que es como ver una banda de los años noventa, porque ves a cuatro músicos no perfectos, pero tratando de acoplarse a lo que tocan, y divertirse. Esa felicidad la reduces en pasión y la gente se contagia. Tenemos buena respuesta.

Regreso al sonido:

Sería una necedad no decir que no crecí en esa época cuando nació el grunge y la gente se olvidó de Michael Jackson y del metal, me acoplé mucho a ese tipo de música, y bueno, cualquier conocedor de rock lo sabe apreciar. Yo creo que soy el más puerco de todos los de la banda, a mí me gusta el hardcore, el punk y metal. Cuando tocamos juntos es una explosión

México creando ruido en Canadá

Nosotros iniciamos a tocar en un circuito con las mejores bandas del este de Canadá y hay un cierto sonido que los caracteriza, o sea, es el sonido de Montreal en la actualidad.

A nosotros nos han podido alternar con bandas que sí tienen buena respuesta con el público, muchas de ellas son diferente porque sus canciones van más de la vida rutinaria y de los novios, no tengo nada en contra y son buenas bandas, pero no compraría un disco. Cuando tocamos con esas bandas parece que somos muy sucios en nuestro sonido, y cuando tocamos con bandas metaleras parece que somos una banda más suavecita en el sonido. Tenemos un sonido más funk, pero existe esa rabia.

El circuito independiente:

Soy amigo de muchas bandas del circuito, y existen esas bandas que incluso están tocando en festivales grandes. Siempre hay hits del momento. Mucha gente traduce el rock como algo puerco, sólo basta con demostrar la esencia sin poses. Hay infinidad de bandas que se suben con sus lentes y sus guayaberas, pero eso no es lo mío.

Las viejas bandas consolidadas en los festivales frente a los actuales proyectos sin espacio dónde tocar:

Es un fenómeno que no sólo ocurre en México, pero deberían de darles una oportunidad a todos los proyectos.

El underground o la parte comercial:

Sería una necedad decir no, y decir ‘prefiero tocar en un bar delante de tres personas’. Sería algo muy loco decirlo. Yo creo que cualquier banda emergente quiere hacerse de patrocinadores y hacerse de un nombre, con el cual puedas decir este año vamos a tocar en tantos festivales y vamos hacer dinero. Admiro algunos músicos que lo han hecho así, vamos a apoyar a otras bandas, pero con el dinero baila el perro, y vemos algunos músicos comerciales que organizan festivales que les dan la oportunidad a esas bandas que no pertenecen a ese circuito. Y te das cuenta que sí hay rock. También tiene mucho que ver la industria musical, y cambió tanto el internet que ahora busca mucho la imagen.

Somos envidioso los mexicanos. Nosotros no somos nadie y, sin embargo, a nosotros nos dijeron que necesitábamos un padrino. Yo vengo de Azcapotzalco, de dónde quieres que traiga un padrino. Llevamos diez años tocando. Un año le abrimos a los Red Hot Chili Peppers, y ocho meses antes tocamos en frente del barman: tuvimos que pagar ciento cincuenta dólares en ir y venir y disfrutarlo.

El Video

El video estuvo muy divertido, inspirado en la década de los años sesenta y en el video completo salen al inicio Nixon y Trump, haciendo una retrospectiva de la actualidad: eso me latió, pero me hubiera gustado que el video hubiera sido ligado aun más con la letra.

¿Qué estás leyendo?

Me gusta mucho la novela histórica y las biografías rockeras, estoy releyendo la biografía de Keith Richards, lo leí hace un año y medio y lo retomo nuevamente. En mi casa la que es lectora es mi esposa.

El futuro:

Aquí en México se va poner bueno, tenemos más fechas en Montreal y se va poner muy chido. Casualmente ahora que nuestro manager anduvo en Toronto conoció gente de Indica Records que es uno de los sellos más conocidos del este de Canadá.

Estabilidad en Blackvoid:

Estamos muy bien con Blackvoid y, sin embargo, antes de venir a México platicamos y, ahora con el embarazo de mi esposa, me cuesta un poco más generar ideas y letras. Son procesos humanos por tus diferentes actividades, junto con la banda y las nuevas composiciones; todos regresando de la gira nos vamos a dar un mes. Mi esposa y yo esperaremos a nuestra bebita.

Un México violento:

Como mexicano dicen que uno se escapó; yo he vivido en Veracruz y en la Ciudad de México, y no me sentía bien, te hablo de que con maneras muy fáciles como levantar la basura o el simple hecho de cederle el paso a alguien. Cuando vivía en Veracruz recuerdo que mis amigos tiraban la basura en un lugar precioso de manglares y ellos se burlaban porque yo recogía la basura. Estaba más chavo pero tuve que digerir ese comportamiento de la sociedad y pensé ‘eso en verdad no me gusta’, y me sentía mal por la sociedad.

Tuve la oportunidad de irme a vivir a Canadá, fui a Europa e igual no son países perfectos, pero ponen un buen ejemplo en la sociedad. Holanda, que es del tamaño de la CDMX, saben seguir protocolos para su bienestar: eso nos falta en México, el mexicano dice yo primero y los demás que chinguen a su madre. Allá sí existe un civismo y la mala educación existe aquí y en china, tan sólo si recicláramos y respetáramos cosas tan sencillas como el no fumar todo cambiaría.

http://www.blackvoidband.com/

Por @UlyssesAvath

MasCultura 08-may-17

Facebook

Historial

Descarga