Inventar el futuro “Poscapitalismo y un mundo sin trabajo”

El neoliberalismo no está funcionando. A lo largo de las últimas décadas, las políticas económicas neoliberales han arrastrado a millones de personas a la pobreza y a otras muchas a trabajos precarios y mal pagados. Entretanto, la izquierda se mantiene atrapada en una serie de prácticas que rara vez ofrecen un respiro y menos aún una solución a la crisis. Este libro propone, finalmente, una alternativa. Inventar el futuro es un audaz manifiesto sobre la vida después del capitalismo.

Opuestos a los ideólogos de izquierdas que temen irracionalmente a los avances tecnológicos, Srnicek y Williams demandan una economía poscapitalista en la que la tecnología nos libere del trabajo y amplíe nuestras libertades. Esta es una obra de radical imaginación política y una llamada a inventar el futuro antes de que se nos imponga.

Alex Williams – es profesor de sociología en la Universidad de Londres y autor, junto a Jeremy Gilbert de Hegemony now (2017) y del Manifiesto aceleracionista junto a Nick Srnicek.

Nick Srnicek – (1982) es filósofo y profesor en la Universidad de Westminster. Está asociado a la filosofía del aceleracionismo y ha publicado The Speculative Turn: Continental Materialism and Realism (2011), Platform Capitalism (2016) y Manifiesto aceleracionista junto a Alex Williams.

“A un nivel planetario las cosas se ven aún más sombrías si cabe. El daño al clima global continúa sin cesar, y los efectos colaterales de la crisis económica ha llevado a los gobiernos a abrazar la paralizante espiral mortal de la austeridad. Sacudidos por poderes imperceptibles y abstractos, nos sentimos incapaces de evadir o controlar las pulsiones periódicas de las fuerzas económicas, sociales y medioambientales. Pero ¿Cómo vamos a cambiar esto? Alrededor nuestro, parece que los sistemas políticos, los movimientos y los procesos que han dominado los últimos cien años ya no son capaces de traer cambios genuinamente transformadores. Por contra, nos han empujado hacia un loop infinito de miseria. La democracia electoral se encuentra en un notable deterioro. Los partidos políticos de centro izquierda han sido vaciados y desangrados de todo mandato popular. Sus cadáveres deambulan como meros vehículos laborales para que oportunistas hagan carrera. Movimientos políticos radicales florecen de forma prometedora pero se marchitan rápidamente debido al cansancio y la represión.

El trabajo organizado ha visto sus poderes arrebatados sistemáticamente, dejándolos escleróticos e incapaces de cualquier otra cosa que no sea una muy débil resistencia. Aun así, y a pesar de estar viviendo todas estas calamidades, las políticas de hoy en día permanecen profundamente caracterizadas por una carencia de nuevas ideas. El neoliberalismo ha ejercido su influencia durante décadas y la social democracia existe mayormente como un simple objeto de nostalgia. A medida que las crisis ganan fuerza y velocidad, la política desaparece o se retira. En esta parálisis del imaginario político, el futuro ha sido cancelado.”

5.
EL FUTURO NO ESTÁ FUNCIONANDO
Hasta ahora hemos argumentado que la izquierda contemporánea se inclina por una política folk que no es capaz de emprender un viraje en contra del capitalismo global. En su lugar, la izquierda debería reclamar la herencia disputada de la modernidad y proponer visiones para un nuevo futuro. Sin embargo es imperativo que su visión de un nuevo futuro este basada en tendencias que en realidad exista. Este capítulo presenta un análisis coyuntural del capitalismo contemporáneo, visto a través del lente de trabajo.

NO ODIAS LOS LUNES, ODIAS TU TRABAJO
Una segunda demanda importancia para construir una plataforma postrabajo implica el regreso a ideas clásicas sobre la reducción de la semana laboral sin reducción de salario. Desde los inicios del capitalismo.

Inventar el futuro “Poscapitalismo y un mundo sin trabajo”.

MasCultura 22-mayo-17

Facebook

Historial

Descarga