Una taza de narrativa: "Café cortado" de Mónica Lavín

“Diego Cabarga, frustrado aspirante a escritor, es comisionado a la ciudad de Santander para escribir la historia de una empresa naviera. Indagando en los viejos archivos de la empresa, descubre la clave de un amor que jamás se realizó: primero piensa en un complejo de desencuentros. En él, los que se aman no se acercan y los que los desprecian sí lo hacen.

“Diego utilizando la desilusión amorosa como pretexto literario, recrea esa historia y, al hacerlo, la confunde con su propia vida: Miguel, joven español que viaja a México de principios de siglo con la esperanza de “hacer la América” y e instala en Chiapas –para luego descubrir la explotación que son sometidos los indígenas–, es a la vez, alguien que deja un amor atrás y encuentra otro adelante; y Ángela, su prometida, a la que no ha visto en tres años y la cual viaja en busca de ese amor incierto, pero, al hacerlo, ella sacrifica otro posible: el de Fermín, solitario periodista que, a través de su melancolía, nos desencanta con su descripción de una Europa triste. Novela de dos tiempos y de dos espacios: el México de los años de la Revolución y la España de finales de siglo unidos por una literatura: la de Mónica Lavín.”

“Había pasado un mes de incomprensión. Un mes en que Ángela debía vestirse por la mañana y peinarle las trenzas a Isabel, curarle los raspones a Francisco; un mes de Navidades sin bacalao ni regalos de Reyes, inventando al más pequeño que papá estaba de viaje. Un mes de pasar las noches en vela. Un mes que revenaba el alma a Ángela. Cuando levantó el acta en el ministerio y pidió justicia, la miraron en los ojos muy abiertos”.

Información extraída de Lavín, Mónica. Café cortado, México: Debolsillo: octubre, 2008, 223 pp.

Café cortado, latte, expresso y otros libros de Mónica Lavín en gandhi.com.mx

MasCultura 23-jun-16
 

Facebook

Historial

Descarga