"Pecado", la nueva novela de Laura Restrepo

El recinto no duró ni un momento vacío. Desde antes de la llegada de Laura Restrepo (Bogotá, 1950), los asientos comenzaron a llenarse y las paredes se abarrotaron de gente que aguardaba pacientemente el arribo de la escritora Colombiana.

La bienvenida a la presentación fue más allá de lo que muchos esperaban. No sólo llegó la autora de la novela que nos reunía en el Foro ExpresArte de la Librería Gandhi Mauricio Achar, sino que estaba acompañada de su compatriota Felipe Restrepo, director de Gatopardo y la reconocida escritora mexicana, Elena Poniatowska, de quien no hacen falta presentaciones.

Elena comenzó la plática. Estaba encantada con la lectura de una novela como Pecado (Alfaguara, 2016), en donde, dijo, Laura era como un pez en el agua, al nadar con su escritura de un extremo a otro, desde la Biblia hasta autores contemporáneos. “El crimen es el pecado al que más acostumbrados estamos los ciudadanos del siglo XXI”.

Felipe tuvo que, antes de comenzar, hacer una aclaración que creemos pertinente replicar aquí para los lectores curiosos: él y la autora no tienen ninguna relación (en cuestión de apellido) más que por la amistad de muchos gratos años –por si tenían ustedes también la duda.

El también periodista habló de Gabriel García Márquez y la influencia, las reminiscencias y la herencia que dejó en Colombia y que, de alguna forma, se hallan presentes en la pluma de Laura. En ese momento, Elena manifestó su acuerdo, aunque enfatizó que eso, de ninguna manera, debería verse como una mancha o en detrimento de la nueva literatura colombiana. Eso, más bien, era casi algo sagrado.

“No soy religiosa, pero me arrodillaría ante Gabriel García Márquez” – dijo Laura.

Pecado, ¿qué es? Su autora reafirmó su idea de novela, por encima del cuento, en principio por el fuerte eje e hilo conductor que une todo el libro. Pronto los temas se volvieron más escabrosos, punto en el que ahondaron los escritores. “No hay criterio ético que nos diga dónde inicia lo bueno y dónde lo malo […]. Estamos en dos países [México y Colombia] donde el mal se ha hecho bastante evidente.”

Laura Restrepo nos compartió su preocupación principal al escribir la novela. No tanto el prejuicio que se infiere por la palabra pecado en cuestiones de lujuria sino los alcances que puede tener. Poniatowska aseveró que “el arte puede vencer a la estupidez humana.”

“Una Europa que, siendo un paradigma de justicia, le cierra la puerta a miles de refugiados y los envía a un nefasto destino: el planeta se está desangrando.” Laura está convencida del vacío por el que atravesamos, la ausencia de una ética a la que podamos aferrarnos. Se sabe en un lugar donde la vida es dura, pero no deja de creer en la bondad humana.

Al final de la presentación, ya espera a Laura una larga fila, mientras Elena es escabulle no sin antes ser atrapada por algunas personas ávidas de un autógrafo, pecado de todo lector exaltado.

Pecado es no buscar libros en gandhi.com.mx

MasCultura 20-may-16
 

Descarga

Facebook

Historial