Select Page

Un nuevo libro propone una cocina latina y vegetariana


El libro de cocina "Viva Vegan!" de Terry Romero adapta los clásicos latinoamericanos al vegetarianismo estricto.

De familia venezolana, Romero creció en EEUU con los sabores y texturas de la cocina latinoamericana.

Sin embargo, al convertirse al vegetarianismo estricto o "veganismo", Romero se dio cuenta de que no tenía por qué privarse de los sabores de su cocina familiar.

"Soy vegetariana desde que tenía 16 años, y vegana desde los 20", dijo la autora.

"Comencé a cocinar a los 12 años y cuando me mudé a la ciudad de Nueva York, trabajé para un restaurante colombiano vegetariano llamado Bachué", añadió.

Todos esos años de experimentación con ingredientes veganos la llevaron a comprender que no existía contradicción alguna entre su estilo alimentario y los sabores de la cocina latinoamericana, sino un enorme potencial.

"Imagínese un mundo sin tomates, papas, maíz, frijoles, calabazas, chiles o chocolate. ¿Quién querría vivir allí?", pregunta retóricamente en el prólogo de su libro.

La simple respuesta es que ella tampoco podría imaginarlo.

Romero considera esos ingredientes la esencia de la cocina latinoamericana y apunta de inmediato que cada uno de ellos es "naturalmente vegano".

Las recetas de "Viva Vegan!" no contienen carne ni productos lácteos, lo cual, según la autora, resulta en opciones saludables, económicas y éticas.

Al hojear el libro, resulta evidente que las opciones veganas son mucho más amplias que las verduras y las ensaladas.

Aunque el libro incluye un capítulo dedicado a la preparación de ensaladas y aderezos, Romero confiesa que a la hora de comer su preferencia es muy distinta.

"Yo me enfoco en la comida robusta", dijo.

De ahí su gusto por el seitán, o gluten de trigo, un elemento fundamental en muchas de sus recetas.

"El seitán se ve y se siente como la carne", explica.

Además, los ingredientes son baratos y la elaboración casera es fácil, por lo cual lo incluye en muchas de sus recetas.

"La comida latina es a base de carne", escribe. "Es ahí que unas cuantas barras de seitán casero vienen al rescate como un substituto excepcional".

Romero alaba la versatilidad del ingrediente, ya que según ella, su textura se presta para distintas preparaciones tradicionales como a la parrilla, frito, rebosado o deshebrado.

El ingrediente protagoniza recetas de platos fuertes como "Anticuchos de seitán", "Seitán horneado al mojo" y "Seitán saltado".

La acogida del libro ha sido positiva, dice Romero, lo cual atribuye a la diversidad de lectores a quienes va dirigido.

"Muchos de mis lectores son veganos que se interesan por la comida latina", explica.

Pero también, añade, hay muchos latinos que sienten curiosidad por la comida vegana, aunque no ambicionen convertirlo en su estilo de vida.

Según la autora, no busca convertir a sus lectores al vegetarianismo estricto, sino presentarles opciones veganas para el paladar latino.

En el libro se incluyen recetas para tacos y tamales, arroz y frijoles, y hasta un sándwich cubano vegano que, según la autora, emocionó a una amiga cubana no vegana.

Las recetas son sencillas y se enfocan en el sabor casero, lo cual resulta atractivo a quienes quieran explorar este estilo alimentario.

Denver, 17 mar (EFE).

Facebook

Historial

Descarga