Tras las pistas del paciente cero

¿Sabías que a lo largo de la historia han muerto más personas a causa de las epidemias que por culpa de las guerras y otros desastres? En El paciente cero (Siruela) de Marilee Peters asistimos a un recorrido de vida o muerte contra las epidemias.

En este libro, traducido por Julio Hermoso, seguimos las pistas de las enfermedades, los síntomas que van ocasionando los “reservorios” de los microorganismos que, una vez instalados en nuestro cuerpo, son capaces de acabar con la vida.

Vida por vida: no somos más que su alimento y su ecosistema.

“Algunos científicos, a veces arriesgando sus vidas, investigaron las causas de enfermedades como la peste, el cólera, el sida o el ébola. Muchos de ellos fueron objeto de burla, fueron ignorados, e incluso los despidieron de sus trabajos. Sin embargo siguieron intentando encajar las piezas del puzle de las epidemias. Y la primera pieza, la más importante, era el ‘paciente cero’, la primera persona que hubiera contraído la enfermedad. Porque así podían descubrir su origen y evolución.”

“Los investigadores creen que el VIH pasó al ser humano en los años treinta del siglo XX. En 2007 se descubrió que una muestra de sangre congelada que le había sido extraída a uno hombre de Kinsasa en 1959 contenía el VIH. Es el primer ejemplo de infección del VIH. Es probable que el virus llegase hasta a Estados Unidos en 1977, pero que no fuese reconocido hasta comienzos de la década de los años ochenta."

Sigamos, con Marilee Peters, las pistas, como toallas, papeles y antibióticos abandonados del paciente cero.

Con información de Peters, Marilee. El paciente cero. Madrid: Ediciones Siruela, 2016, 164 pp.

Para evitar enfermedades mortales visita gandhi.com.mx

MasCultura 01-jul-16
 

Facebook

Historial

Descarga