UN DÍA DE PESCA: un libro sin palabras

Para esos días en los que nada es lo que aparenta, leer un libro sin palabras es la alternativa perfecta. Y no porque se trate de libros mudos, al contrario: este tipo de libros albergan todas las palabras y sonidos que el lector sea capaz de imaginar. Un día de pesca es la tercera entrega de la divertidísima saga de álbumes ilustrados de Béatrice Rodríguez. Primero fue Ladrón de gallinas, que sin una sola palabra nos contó el cómo un zorro se robó una gallina, fue perseguido por un oso, un conejo y un gallo, tuvo que atravesar bosque, tierra, mar y… cuando por fin fue alcanzado por el trío vengador, la gallina se interpuso para comunicarles a sus tres amigos que no deseaba ser rescatada, pues… Adivinan: una historia de aventura, amistad y ¿amor insospechado? En La revancha del gallo, los tres amigos de la gallina atraviesan el mar de regreso a casa, pero una tormenta los alcanza y naufragan en una isla. Se ocultan en una cueva y mientras el gallo encuentra algo que parece un huevo y que despierta en él su instinto paternal, el conejo y el oso no paran de temblar por la presencia de tantos murciélagos alrededor. Ni intenten adivinar el final. Les daría un vestigio, pero en el libro no hay ni una palabra de pista. En Un día de pesca vemos que el zorro y la gallina viven juntos y se han hecho amigos de un cangrejo. La gallina ha puesto un huevo y también ha descubierto que el refrigerador de la casa está vacío. Mientras ella va en busca de comida, el zorro se queda a cargo de cuidar el huevo. La pregunta es si un zorro hambriento podrá cuidar bien el huevo de una gallina. La respuesta tendrán que leerla en el álbum. No les adelanto ni una palabra, porque: ¡otra vez no hay una sola en el libro!

Por Karen Chacek

Imagen: Portada del libro Un día pesca de Béatrice Rodríguez.
Mascultura de 8-Jul-12

Descarga

Facebook

Historial