Orfa Alarcón regresa al mundo literario

Orfa Alarcón regresa al mundo literario
20 de febrero de 2020
Fabián V. Escalante

Orfa Alarcón regresa al mundo literario con Loba, publicada por Alfaguara; una obra impregnada de violencia, degradación, corrupción y muerte. La herencia interminable del poder. En esta ocasión, decidimos acercarnos al personaje principal de esta trama: Lucy Quintanilla, hija del gobernador Eleazar Quintanilla. A través de las páginas conoceremos la lujosa vida de una joven que tiene más de lo que puede desear. Lucy Quintanilla nos ha concedido esta entrevista.

Tú eres la hija de un hombre poderoso: Lobo Quintanilla, un político que gobierna Nuevo León. ¿De qué manera te marca ese poder?

Desde muy niña aprendí a residir en el poder; está tan presente en mi vida que ni siquiera lo cuestiono. Me es natural.

Si deseas conseguir el libro, da clic aquí

Si por alguna razón lograras escapar, ¿podrías borrar las marcas que te dejó? ¿Estas te perseguirán hasta el fin de tus días?

Escapar del poder es algo muy complicado. Imposible escapar de tu esencia, de eso que es tu razón de ser. Todos poseemos motivos en la vida, el mío tiene que ver con el poder. Yo fui concebida bajo el signo de la violencia: una expresión más del poder; y la vida, a través de mi padre me ha concedido todo lo que deseo. Esos caprichos en mi infancia… y más tarde animales exóticos, juguetes, las joyas. Todo esto es la manifestación de un gran poder. Crecí haciendo lo que me daba la gana.

¿Cuál es el mejor regalo que has recibido?

El mejor regalo ha sido mi tigre. No fue en un cumpleaños exactamente, pero lo acepté como si así fuera. Una tigresa blanca muy bonita, altiva. Uno de los más amados obsequios que he recibido de mi padre.

¿Qué es lo peor que has visto?

He visto de todo, lo inimaginable…, pero entre lo peor, la vestimenta de cierta gente. ¡Qué mal gusto, carente de estilo! Tal vez no saben, es innecesario atiborrarse de cosas valiosas para vestir bien. De lo más desagradable que he visto es ese pésimo gusto de las personas.

Se puede pagar por violar, por matar, por humillar hasta lo indecible a una persona. ¿Qué se siente ser parte de estas historias?

Mi padre puede disponer de la gente que el quiera y eliminar a quien sea. Es algo que no he cuestionado. Mi herencia es esa facultad de decidir, de mandar y hacer con la gente lo que yo deseé. Muchas personas se lo buscan; si no quieren problemas, no deben meterse con la hija del Lobo Quintanilla.

¿Cómo amas?, ¿puedes amar a alguien? ¿Sólo te acompañas de fantasmas?

Soy un ser amoroso; si me das amor, más se multiplicará para ti. Y soy fiel creyente del amor simultáneo con personas diversas. Ese es el afecto que me gusta dar y recibir.

¿El parricidio es una opción para ti?

No, yo no atentaría contra mi padre. En algún momento él entenderá si cometió errores al criarme. Jamás le desearía un mal. Tal vez sigamos destinos distintos. Eso es todo.

A pesar del horror que vives, ¿reconoces un lirismo en tu lenguaje?

Soy fanática de nuestro lenguaje. Sé inglés pero no me gusta hablarlo ni que lo hablen cerca de mi; el italiano sí lo hablo porque es parecido al español. Pero nada como nuestra lengua, plena de lirismo; lo reconozco en mis recuerdos y cuando escribo mis sueños. En algún momento quise ser escritora, intenté escribir una novela pero no resultó. Me faltó paciencia para terminarla. Aunque no soy escritora me interesa expresarme bien.

¿Es libre tu voz?

La expresión con la que más experimento la libertad, paradójicamente, es el silencio. Mucha gente necesita contar sus historias y ser escuchada, como los YouTubers. Yo no busco esa exposición. La gente está muy pendiente de lo que hago, cómo visto, si como. No necesito esa exposición para sentirme libre. He experimentado largas temporadas sin hablar. Ha sido revelador.+

Historial

Descarga