Select Page

El pan, una adicción peligrosa

En más de una ocasión hemos escuchado la frase "somos lo que comemos", sin prestarle suficiente atención; esa antigua creencia de que tener una panza prominente es símbolo de riqueza y éxito ya quedó en el olvido. Ha llegado el momento de comenzar a comer de manera inteligente.

Las tendencias en cuanto a dietas han ido cambiando constantemente y ahora no sólo se trata de reducir las porciones sino de abstenernos de aquellos alimentos que no nos benefician, tal es el caso del trigo.

El pan es un alimento básico universal, la idea de que un alimento tan fundamental y engranado en la experiencia humana pueda resultar dañino para nuestra salud suena perturbador y en contra de muchas visiones culturales sostenidas por mucho tiempo sobre el trigo y el pan. Es cierto que muchos alimentos hechos de trigo han alimentado a los seres humanos durante siglos, pero el trigo que consumían nuestros ancestros no es el mismo que conocemos ahora. De las cepas originales de pasto silvestre que cosechaban los primeros seres humanos, el trigo ha aumentado de manera exponencial a más de 25 000 variedades y la mayoría resultado de la intervención humana.

Está comprobado que eliminar el trigo de nuestra dieta puede reducir enfermedades de la piel, úlceras orales, pérdida de cabello, trastornos de Alzheimer, diabetes tipo 2, depresión, epilepsia, dolores de cabeza y ansiedad. Incluso podríamos presentar una mejora en la densidad ósea, recuperarnos de problemas intestinales como la colitis ulcerosa y la enfermedad celíaca; por si fuera poco se pueden perder hasta 10, 15 o 20 kilos en los primeros meses.

Para muchas personas resulta difícil alejarse de su adorado pan, hacer cambios alimenticios, por pequeños que sean, resulta siempre abrumador, pero no tiene que verse como un castigo sino como un camino para mejorar nuestra salud.

Basta un poco de experimentación en la cocina para convertir un platillo lleno de gluten en una comida buena para tu cerebro, no solo se notará un cambio en nuestro peso, podríamos hacer un análisis de sangre y varios de los niveles bioquímicos tendrán una notable mejoría. ¿Será que esto sea razón suficiente para decirle adiós a gluten y los carbohidratos y optar con consumir grasas saludables?

Adicto al Pan de William Davis, MD y Cerebro de pan, las recetas del Dr. David Perlmutter son libros que nos ayudarán en este proceso; el primero nos muestra un caso convincente en contra del pan y cómo una dieta libre de trigo se asocia con beneficios significativos para la salud, mientras que el segundo nos da 150 recetas que ayudarán a ponerle fin a nuestra adicción a los carbohidratos incorporando grasas saludables a nuestras dieta.

Por Ruth Arista Castillo

Panes y comidas saludables en gandhi.com.mx

MasCultura 17-may-16
 

Facebook

Historial

Descarga