En busca de la identidad olvidada: EL ESPÍRITU DE MIS PADRES SIGUE SUBIENDO EN LA LLUVIA, de Patricio Pron

Pareciera que es tan fácil responder a la pregunta ¿quién eres? Se da el primer nombre, en caso de tener dos y párenle de contar. Nunca va más allá; siempre somos un puñado de letras a las que se les relaciona con cierto rostro, cierto cabello y un sentido del humor. Incluso, llegamos ser eso que ponemos en la casilla de información básica en las redes sociales. Estimados lectores ¿quiénes son ustedes? Porque además de todo, también son hijos y son hermanos, o son madres y son hermanas, quizá huérfanos, quizá víctimas, como el autor de El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia que, además de ser Patricio Pron, es un hijo que quiso olvidar el infierno de un país y una casa al que sólo lo ataba un pasado doloroso.

Patricio Pron, escritor argentino seleccionado en el 2010 como uno de los mejores narradores jóvenes en español, por la revista inglesa Granta, nos acerca una historia que, en parte, ha sido enterrada al lado de muchas de las personas fallecidas en la última dictadura argentina.

El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia narra el regreso de Patricio Pron a Argentina, al enterarse de una enfermedad que mantiene a su padre hospitalizado. A su llegada, se percata de que difícilmente recuerda detalles de su pasado en aquellas calles que ahora le parecen tan ajenas. En la casa donde vivió de pequeño, mientras pensaba en esos vacíos mentales y aguardaba una noticia sobre la salud de su familiar, se vio involucrado en el enigma de un hombre desaparecido, que lo conduciría a una búsqueda de un pasado que estaba en un rincón oculto de su historia familiar.

Toda esa trayectoria que se plasma en la novela es una deuda que, en un principio, intenta saldar el padre del joven escritor, quien había formado parte del grupo de personas que se dedicaron a buscar a Alberto Burdisso, el hombre misteriosamente desaparecido en la ciudad de El Trébol. Sin embargo, más incógnitas se dispersan conforme uno lee las páginas. Algo es seguro y Pron se percata de ello: detrás del intento de dilucidar el infortunio del señor Burdisso, hay algo que explica por qué su padre se obstinó en ese caso. Tal razón lo conduce a su infancia y a recordar miedos que él mismo había querido jamás recordar.

A lo largo del libro, Pron rastrea hechos relegados que también forman parte de él. La atroz época de la última dictadura argentina, época dolorosa y vestida de sangre, guarda la respuesta que el autor —y personaje— busca a todas las preguntas que surgieron a partir de una carpeta que su padre ocultaba en su estudio. Este último libro de Pron es un llamado a hacer justicia, tarea que ahora le corresponde encabezar a los argentinos de su generación.

Esta odisea en busca de la identidad y el pasado es, en cierta medida, una muestra del terror, del miedo y la angustia que, cada día y cada noche, apuntaban con una pistola a la cabeza de su víctima. Es un grito en un mundo que está enfermo de olvido y es aferrarse con todo a recordar lo que debe ser recordado.

Imagen: Portada del libro El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia de Patricio Pron.
Mascultura 27-Abril-12

Descarga

Facebook

Historial