¿Quieres saber la respuesta a LA GRAN PREGUNTA? Wolf Erlbruch te la contesta

La gran pregunta nace con nosotros y nos acompañará hasta el último instante de nuestra vida terrenal. En ocasiones, su presencia es sólo un murmullo, una picazón o una cosquilla. Pero otras veces es tan ruidosa como un grito, una excavadora o una turbina de avión. A veces formularla resulta divertido, aunque también puede ser angustiante. ¿Estás aquí en la Tierra para… festejar todos tus cumpleaños, para comer y comer, para tocar y besar las nubes, para cantar, para obedecer, para levantarte temprano, para dejar que tu abuela te mime, o simplemente para estar aquí sólo porque sí? ¿A qué edad se responde la gran pregunta? A cualquier edad. ¿Tiene respuesta definitiva la gran pregunta? Todos los días encontramos una respuesta definitiva a la gran pregunta, lo malo es que esa respuesta sólo persiste lo que dura ese día. ¿Es la gran pregunta nuestro motor de vida? Sin duda.

Dicen quienes saben mucho de literatura infantil que a Wolf Erlbruch, el autor del libro y uno de los referentes más importantes de la ilustración, no deberían darle más premios, porque hacerlo es una redundancia innecesaria. La verdad es que basta tener un libro suyo entre las manos para estar totalmente de acuerdo con esa opinión. Libros como este son universales y se mantienen vigentes toda la vida, igual que la gran pregunta.

Por Karen Chacek

Imagen: Portada del libro La gran pregunta de Wolf Erlbruch.
Mascultura 03-Jul-12

Facebook

Historial

Descarga