Bridget Jones, un caos encantador

El encanto de Bridget se basa en su condición de prototipo extrapolable: es una versión levemente exagerada e ironizada del propio público lector que las consume y eso no deja de resultar algo interesante. Por algo, muchas mujeres nos sentimos identificadas con ella.

Digo, ¿a quién no le gustan las novelas en las que una se puede reír de las aventuras y desventuras amorosas de la protagonista y, además de todo, aprender a dejar de buscar al príncipe azul y cualquier expectativa romántica? Hay que admitirlo, Bridget Jones ha cambiado su panorama y de eso no nos queda ninguna duda.

En este 2016, el caos vuelve a la vida de Bridget. Luego de diez años en los que se ha ido desarrollando profesionalmente, ha tomado también más confianza en sí misma. Uno cree que al llegar a los 40 tenemos todo lo preconcebido o que prácticamente lo vamos a conseguir por arte de magia, pero no es así. Bridget es un claro ejemplo de combinación perfecta de imperfecciones, no hay nada que no nos guste o que cambiaríamos de ella.

Amamos su complejidad, su vulnerabilidad, su sentido del humor y es momento de acabar el tiempo de cometer los mismos errores y empezar la hora de cometer nuevos errores. Para conseguirlo, empecemos por leer cada uno de sus libros, escritos por Helen Fielding, y después ver la nueva película que ya llegó al cine: El bebé de Bridget Jones. Ésta es la tercera entrega de la saga, así que, si no has visto niguna, aprovecha el fin de semana para ponerte al corriente.

MasCultura 23-sep-16
 

Descarga

Facebook

Historial