Select Page

Una propuesta de lectura para este milenio (y ninguna dificultad)

La voz de Ricardo Pliga es reconocida como una de las más importantes de Latinoamérica. En los últimos años, el escritor argentino ha sufrido de algunos problemas de salud; no obstante, su capacidad imaginativa y crítica no han mermado.

"Ricardo Piglia (Buenos Aires, 1940) realiza en Plata quemada una reconstrucción novelada y caleidoscópica de un atraco que tuvo lugar en 1965 en su provincia natal. Una banda de criminales, en complicidad con policías y políticos corruptos, prepara el asalto a un furgón que contiene un botín millonario. Tras el golpe, abandonan a sus cómplices y huyen al norte con el dinero. Pero la ley, los medios de comunicación y los traicionados los perseguirán hasta el asedio último y sangriento en un edificio de Montevideo. Plata quemada es una historia estremecedora en la que la violencia no tiene límites, una narración coral con personajes inolvidables, un drama dominado por las pasiones humanas más oscuras: la traición, la avaricia, la corrupción, el miedo y la desesperación."

“Los llaman los mellizos porque son inseparables. Pero no son hermanos, ni son parecidos. Difícil incluso encontrar dos tipos tan diferentes. Tienen en común el modo de mirar, los ojos claros, quietos, una fijeza extraviada en la mirada recelosa. Dorda es pesado, tranquilo, con cara rubicunda y sonrisa fácil. Brignone es flaco, ágil, liviano, tiene el pelo negro y la piel muy pálida como si hubiera pasado en la cárcel más tiempo del que realmente pasó.”

"Ricardo Piglia nació en Adrogué, en la provincia de Buenos Aires, en 1940. Trabajó durante una década en distintas editoriales de Buenos Aires y dirigió la famosa colección Serie Negra. Algunas de sus obras son: La invasión (1967), su primer libro de relatos, recibió el Premio Casa de las Américas, al que siguieron las narraciones incluidas en Nombre falso (1980). Su primera novela Respiración artificial (1980), Prisión perpetua (relatos: 1988), La ciudad ausente (novela: 1992), Plata quemada (novela: 1997) y Blanco nocturno (novela: 2010), que en 2011 ganó el Premio Nacional de Crítica."

En su diario escribió: "Decidí no despedirme de nadie. Despedirse de la gente me parece ridículo. Se saluda al que llega, al que uno encuentra, no al que se deja de ver." Nosotros los saludamos con esta recomendación de Pligia.

Encuentra más propuesta de lectura con la única dificultad de presionar aquí en Librerías Gandhi.

MasCultura 21-mar-16
 

Historial

Descarga