Select Page

Un detective azteca, viejo y alcohólico al estilo de Holmes y Dr. House en LA SENDA DEL MEXICA

El cine, la literatura, la televisión e, incluso, los videojuegos, retoman en demasía las mitologías existentes de la antigua Europa. Siempre vemos a los dioses del Olimpo en guerra contra los titanes y los semidioses, mientras que los seres humanos tienen que tomar un papel para salvar su civilización. Venganzas, celos, luchas de poder son el motor para que las viejas mitologías emerjan en nuestro mundo contemporáneo. Tan sólo hagamos un poco de memoria y la lista irá aumentando. Por otro lado, ya no hablemos de tramas policiacas –"CSI", "El nombre de la rosa", por mencionar algunos– porque el mejor detective de los últimos tiempos es un doctor conocido como House.

En esta ocasión, les traigo algo distinto para el menú. Dentro del Primer Premio Letras Nuevas de Novela 2012 resultó finalista “La senda del mexica”, de Joaquín Guerrero Casasola. En la novela investigaremos al lado de Opochtli, un Guerrero Águila retirado y venido a menos y, sí, así como Holmes y House tenían una curiosa adicción, Opochtli es débil ante el octli, mejor conocido como pulque.

“La senda del mexica” es una novela que se ambienta en la antigua Tenochtitlán antes de su derrumbe, donde Opochtli será el encargado de resolver el misterioso asesinato de Itzel, la doncellita que estaba destinada a ser ofrendada a Huitzilopochtli. Cuando el guerrero llega a la escena del crimen se asombra de la magnitud de éste. Y es que el problema no es sólo el asesinato, sino la furia que pueda desencadenar del dios hacia el pueblo mexica.

Joaquín Casasola presenta una novela poco convencional, donde experimenta con los escenarios y los personajes. ¿Cómo se imaginan un detective azteca viejo y alcohólico? Con el seso confundido por el tiempo y su adicción, Opochtli hará lo que esté al alcance de sus manos para satisfacer la tarea encomendada por Tonatiuh, mientras que Zayetzi, su joven amante, lo exhortará a dejarlo todo para que no arriesgue su vida.

¿Para qué matar sanguinariamente a una niña que ya estaba destinada a morir en una ofrenda? “La senda del mexica”, entrelazando la historia que todos vemos desde pequeños sobre la llegada de los españoles y la conquista, reconstruye una ingeniosa propuesta mágico-religiosa sobre la caída de la Gran Tenochtitlán. ¿Cómo un gran imperio tuvo la mala suerte de derrumbarse de esa manera?

Entre vísceras, cuchilladas, errores y suposiciones, el libro de Joaquín Casasola nos abre el camino, junto con Opochtli hacia la debacle mexica. Aquí Hades, Zeus o Poseidón no son los rockstar de la historia, sino la magia que envuelven a la furia de Tláloc, Huitzilopochtli o Mictlantecuhtli. Tampoco veremos a los semidioses, sino Guerreros Tigre y Águila que en el principio del fin, regresarán derrotados por los tlaxcaltecas.

“La senda del mexica”, quizá sea eso: un nuevo rumbo en el que se puede experimentar. Mientras, mejor leamos y no estorbemos, no vaya a ser que la furia de los dioses también recaiga sobre nosotros.

Por: Rolando Ramiro Vázquez Mendoza

Imagen: Portada del libro “La senda del mexica”, de Joaquín Guerrero Casasola.
Mascultura 19-Sep-13

Facebook

Historial

Descarga