Select Page

¿Comer o ser comido? ¿Leer o…? Mejor leer: "La presa" de Irène Némirovsky

A veces pensamos en librarnos de esta vida que nos agobia por tonterías que nos suceden una tras otra y que, pasado el tiempo, las concebimos como parte del aprendizaje llamado vida; los tiempos que vivió Irène Némirovsky, el abandono de lugares, cosas y personas son cosas que siempre suceden; este mismo abandono le ocurrió a ella: es el enlace común en toda su vida, hasta incluso después de su muerte.

Abandonó Rusia en 1919, junto a sus padres, en plena adolescencia y de cambios que la llevan a nuevos pensamientos. Contaba con solo 16 años y estaba abandonada en París, país que acogió sus pensamientos, abandonada por las hojas de los libros y las letras grises como se manifestaban en sus memorias. Las hojas volvieron a crecer y la vida cambió de nuevo con hojas en blanco y cuadernos que le alimentan el corazón y el alma. Después veremos cómo cambia nuevamente la percepción de la vida y arroja todo al mar de los pensamientos.

“Jean- Luc era más responsable de aquel niño de lo que otros padres lo son de sus hijos. Había deseado que naciera. Lo había arrancado de la beatitud de la nada, no por un ciego impulso de amor, sino porque lo necesitaba porque creía que le daría la posibilidad de acceder a una carrera brillante y de fortuna. Aquel pequeño, aquel renacuajo, era un ser vivo; ya sufría sin embargo, no lo quiero, pensó Jean- Luc.”

Publicada en 1938 en un ambiente de acusada precariedad y frustración a causa de la prolongada depresión económica, La presa es otra gran obra de Irène Némirovsky, cuyo magistral retrato del sufrimiento moral no ha perdido ni un ápice de fuerza para los lectores contemporáneos. La dramática historia narra el ascenso y caída de un joven de origen modesto que logra casarse con la hija de un banquero, y, como en otras novelas de Némirovsky, el destino de quienes aceptan definirse a sí mismos en términos superficiales y vanos es inexorablemente lacerante.

A Jean-Luc Daguerne, el protagonista, lo mueve una ambición incontenible: convertirse en un hombre poderoso, incluirse a toda costa entre aquellos que manejan los hilos de la política y los negocios. Y para llevar a cabo su propósito no dudará en sumergirse de lleno en un mundo donde las mentiras, los falsos halagos y el doble juego son moneda corriente, llegando incluso a traspasar la frontera de lo inimaginable: traicionar a sus seres más allegados. Sin embargo, el día en que, consternado, descubre en su interior la necesidad de amor y ternura, cuya existencia ha negado y reprimido durante años, los acontecimientos dictarán hasta qué punto su falta de escrúpulos se volverá en su contra, amenazando con destruir su naturaleza más profunda, aquella que lo define como persona.

Una vez más, la gran autora de origen ruso despliega su asombroso talento para dibujar personajes memorables y plasmar emociones complejas, al tiempo que expone los vicios ocultos de la sociedad. Su mirada lúcida e inclemente y su afilada penetración psicológica están atemperadas, no obstante, por un manto de compasión y afecto hacia las debilidades del ser humano.

Con información extraída de Irène Mémirovsky. La presa, Barcelona: Salamandra, 220 pp.

¿Cómo o ser comido? ¿Leer o…? Mejor leer en gandhi.com.mx

MasCultura 11-jul-16
 

Facebook

Historial

Descarga