Laicos contra religiosos: “¿En qué creen los que no creen?” de Umberto Eco y Carlo Maria Martini

Cuando pensamos en religión, ¿qué es lo primero que nos llega a la mente? Dios, Iglesia, la misa de los domingos. La lista puede continuar y tomar distintos senderos y ello depende de múltiples factores. Uno de ellos es si, en efecto, la persona que se plantea la pregunta deposita su fe en alguna religión; otro depende de cuál sea la religión que se predique, pues según la elección podrán cambiar los factores.

Para aquellos que se consideran ajenos a cualquier religión es probable que sus ideas sean diferentes a las de los religiosos. Sin embargo, tanto los que creen como los que no pueden coincidir en preocupaciones y pensamientos. “¿En qué creen los que no creen?” (Taurus, 2014) es una recopilación de cartas que se escribieron el semiólogo Umberto Eco y el Cardenal de Milán, Carlo Maria Martini, a petición de la revista Liberal, donde las misivas fueron publicadas.

En la correspondencia se abordan distintos temas que le dan paso al diálogo. El interés de poner a estas dos personalidades a discutir es justo por la posición que cada uno abandera, aunque este hecho no devenga en argumentos arbitrarios ni polémicos disgustos. Al contrario de esto, los textos se vuelven disquisiciones eruditas que arrojan luz sobre los temas que tratan. No obstante, Eco, quien es el primero en plantear las preguntas y abrir la conversación, opta por tocar asuntos medulares que suele dividir a las personas católicas y a las laicas. “Si debe haber un diálogo, deberá sin embargo realizarse también en aquellos confines en los que no existe el consenso”, sentencia el semiólogo.

Aquí se vuelve obligatoria una pregunta para ustedes, lectores. ¿En qué creen? Anteriormente decía sobre las coincidencias que existían en ambas partes, porque, lo queramos o no, los pensamientos, las creencias y posturas están en contacto y en constante diálogo. Por ejemplo, pensemos en uno de los puntos aquí abordados: el Apocalipsis. Este término tan rimbombante tiene sus orígenes en el Nuevo Testamento, pero sus confines siguen expandiéndose por todos lados, sin importarle abandonar su terreno y llegar a la ambigua frontera de la laicidad, por lo que Eco afirma: “el pensamiento del fin de los tiempos es hoy más típico del mundo laico que del cristianismo.”

“¿En qué creen los que no creen?” se vuelve un libro de fronteras difusas, aunque para nada excluyentes. Aquí asistimos a la conversación de dos intelectuales que pueden ser considerados como contrarios. Eco ve en Martini a un otro y viceversa. Sin embargo, esa otredad, tema también recurrente en sus cartas, se vuelve más un complemento que una deficiencia, un estigma o un prejuicio. Y cobra mayor importancia en nuestra época, pues existe una clara postura displicente por parte de mucha gente de ambas posturas hacia su contrario, que van desde gestos y sentencias groseras hasta actos mucho más violentos. Antes de ver en el rostro del otro a un ser humano como nosotros se ve una ideología, una religión o una clase social. Carlo Martini, en una de sus misivas cita a Italo Mancini: “Nuestro mundo, para vivirlo, amar, santificarse, no está dado por una teoría neutra del ser, por los acontecimientos de la historia o por los fenómenos de la naturaleza, sino por la existencia de estos inauditos centros de alteridad que son los rostros, rostros para ser vistos, para respetarlos y para acariciarlos.”

¿Ustedes creerán en las palabras expuestas y en el diálogo de “¿En qué creen los que no creen?”? Ese podría ser un buen inicio para creer en algo.

– Umberto Eco y Carlo Maria Martini. ¿En qué creen los que no creen?, México: Taurus, 2014, 120 pp.

Por Rolando Ramiro Vázquez Mendoza @LordNoa

Mascultura 30-jul-15
 

Facebook

Historial

Descarga