Select Page

"Adicto al pan": los oscuros secretos del trigo

¿Cuántas veces a la semana te premias con "alimentos de consuelo"? aquellos que ingieres como recompensa a tus logros o desahogo a tus decepciones. Sea una inocente galletita, una pieza de pan, una rebanada de pastel o de pizza, un desayuno de hot cakes o un suculento plato de pasta, sin saberlo estás ingiriendo un catálogo de enfermedades encabezadas por el sobrepeso y la diabetes, incluso enfermedades degenerativas como el Alzheimer. Al menos esta es la teoría que el doctor William Davis expone en su libro "Adicto al pan". Y es que, de acuerdo con sus conclusiones, los productos elaborados con granos enteros, en especial el trigo, son causantes de la actual epidemia de sobrepeso en el mundo, además de otras enfermedades. ¿Cómo un alimento que ha estado presente en la dieta de la humanidad por siglos puede ser tan dañino? De acuerdo con Davis, el trigo que actualmente consumimos es tan diferente al que comían nuestros abuelos como Cleopatra de Marge Simpson, por lo que el pastel hecho con la receta de la abuela no es igual de sano al prepararlo con ingredientes actuales. El origen de esta diferencia se halla principalmente en los experimentos genéticos que han buscado crear una cepa de trigo de alta resistencia, rápida producción y fácil cosecha. La misma necesidad que nos llevo como especie a crear una muy productiva industria alimentaria para abatir el hambre en el mundo nos está enfermando:

"A pesar de los drásticos cambios en la conformación genética del trigo y de otras cosechas, no se llevó a cabo ninguna prueba de seguridad en animales ni en seres humanos con la creación de nuevas sepas genéticas. Tan decididos eran los esfuerzos por incrementar la cosecha, tan confiados estaban los genetistas de plantas de que la hibridación generaba productos seguros para el consumo humano, tan urgente era la causa del hambre en el mundo que esos productos de investigación agrícola fueron lanzados al mercado alimenticio sin que la seguridad de los seres humanos fueran parte de la ecuación", afirma el Dr. Davis.

Da miedo de sólo pensarlo, ¿no?

William Davis –cardiólogo de origen-, además de señalarnos una larga lista de evidencias sobre los efectos nocivos causados por el trigo a cada uno de nuestros órganos, también nos ofrece verdaderas soluciones para recuperar nuestra salud, la principal de ellas: eliminar por completo todos los productos de trigo de nuestra dieta. Parece imposible cuando recorremos pasillo enteros del supermercado atiborrados de productos elaborados con trigo, pero claro que existen alternativas alimentarias que aporten los nutrientes y las cargas energéticas que nuestro organismo requiere.

El Doctor Davies asegura en "Adicto al pan" (o "panza de trigo", por su título original en inglés), que basta una semana de no consumir trigo, para notar cambios profundos en nuestra dinámica de vida: menos cansancio, menos inflamación estomacal, mejores hábitos de sueño, reducción en dolores de músculos y articulaciones, así como una rápida pérdida de peso. Las promesas son demasiado tentadoras como para no intentarlo, ¿no crees?.

Por: Andrés Mayo Góngora

William Davis: "Adicto al pan". México, Editorial Aguilar, 2014, 354 pp.

Mascultura 16-Oct-14 

Facebook

Historial

Descarga