Novelas que literal, te van a dejar un muy buen sabor de boca

Nadie puede negar que la comida es uno de los mayores placeres en esta vida. Ya sea como necesidad vital o deleite gustativo, la satisfacción que nos deja el buen comer es incomparable y jamás la cambiaríamos por nada. ¿Quieren más pruebas? Aquí les presentamos algunos títulos que seguro les dejarán muy buen sabor de boca en este momento.

“Como Agua Para Chocolate” de Laura Esquivel

Esta novela-recetario que termina siendo una increíble mezcolanza de amores y remedios caseros, toma como pretexto 12 recetas para narrar la historia de Tita, una mujer que creció rodeada de toda clase de olores y sabores típicos de la cocina mexicana. Considerada una de las mejores novelas en español del siglo XX, “Como Agua Para Chocolate” fue llevada al cine en 1992 por el entonces esposo de Laura Esquivel, el director mexicano Alfonso Arau.

“Rapsodia Gourmet” de Muriel Barbery

En su lecho de muerte, el crítico gastronómico más famoso (y odiado) del mundo, Pierre Arthens, sólo necesita cumplir un último deseo para morir en paz: recordar con precisión el sabor único que un día le hizo feliz. Para ello, seremos testigos de los recuerdos culinarios que marcaron su vida: desde las sardinas asadas que le ofrecía su abuela hasta el intenso sabor de su primer trago de whisky.

“Secretos de Alcoba de los Grandes Chefs” de Irvine Welsh

Si se preguntan por qué el autor de “Trainspotting” se encuentra en esta lista, tendrán que buscar la respuesta en esta alucinante novela publicada por Anagrama en 2007. Si bien “Secretos de Alcoba de los Grandes Chefs” no gira únicamente alrededor de la comida (ni tampoco revela vergonzosas intimidades de personalidades culinarias como su nombre lo sugiere), sí utiliza a la cocina como motor de su protagonista Danny Skinner, un inspector de restaurantes que tiene una intensa relación con el alcohol y el cine de Fellini.

“Chocolat” de Joanne Harris

Cuando el paraíso se vuelve comestible y llega a nosotros en pequeños trozos de chocolate nada puede salir mal. A excepción de que nos encontremos en la villa francesa de Lansquenet-sous-Tannes, donde comer esta delicia azucarada se considera el primer paso para caer ante la tentación y el pecado. Por supuesto, lo anterior es sólo una ficción creada por la escritora británica Joanne Harris, quien traza en esta novela la mágica historia de una forastera que cambia por completo la vida de una conservadora comunidad utilizando sólo sus dotes culinarios.

“Amadís de Anís… Amadís de Codorniz” de Francisco Hinojosa

Con ilustraciones de Rafael Barajas “El fisgón”, Francisco Hinojosa presenta este edulcorante relato sobre Amadís, un pequeño de 8 años que era tan adicto al azúcar y a las golosinas que prácticamente sólo se alimentaba de pasteles, chocolates, malvaviscos, paletas, mazapanes, y cualquier otro dulce que se cruzara en su camino. Pero, inesperadamente, un día despierta convertido en un niño de dulce y a la mañana siguiente en un niño de sal, entonces ¿a qué se debe este inusual cambio? ¡Descúbrelo en este libro!

“Calor” de Bill Buford

Como un perfecto ejemplo de periodismo gonzo, Bill Buford se tuvo que meter (literalmente) hasta la cocina del afamado restaurante neoyorkino Baboo, para encontrar el hilo negro de la alta cocina. Entre enormes pilas de trastes sucios, regaños, estrés infinito, y fastidiosos desplantes tanto de jefes y comensales, el periodista no duda en explorar hasta el último rincón de este universo gastronómico.


Descarga

Facebook

Historial