Los murales de Diego

Diego Rivera, el gran muralista mexicano, es considerado como el máximo representante de la Escuela Mural Mexicana. Entre 1922 Y 1956 realizó 28 obras monumentales, dedicando la mitad de su vida a la pintura mural.

Nacido en Guanajuato en 1886, estudió en la Academia de Bellas Artes de San Carlos, para después continuar sus estudios en Europa, empapándose de las corrientes cubistas e impresionistas de la época.

A su regreso en 1921 participó en el renacimiento de la pintura mural junto con otros artistas; identificado con los ideales revolucionarios de su patria se dedicó a pintar murales en donde representaba la historia y los problemas sociales de su tan querido México.

Dentro de sus proyectos más importantes están los grandes murales del Instituto Nacional de Cardiología, el gran mural para el Hotel del Prado y Sueño de la Alameda, así como una de sus primeras pinturas que se encuentra en el cubo de la escalera del Palacio Nacional de la Ciudad de México, siendo uno de los proyectos más ambiciosos por la manera en que resume la historia del país. En éste se representan los distintos pasajes de la historia de México desde la vida cotidiana prehispánica hasta la Revolución mexicana de 1910.

Con un nombre extremadamente largo, Diego María Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de la Rivera Barrientos Acosta tuvo una desafortunada historia desde el inicio, perdiendo a su madre cuando era aún muy pequeño. Su pasión la conoció mucho antes de que pudiera caminar o hablar, al encontrar los colores y lo que con ellos podía lograr. Con el paso de los años su talento no fue únicamente la pintura, sino también su encanto para conquistar mujeres. Aunque tildado de “gordito y feo”, como lo denominaban algunos, supo enamorar y seducir a varias de las mujeres más bellas y talentosas de su época. Sin embargo, la mujer que marco su vida y con quien tuvo el lazo más fuerte fue Frida Kahlo.

Diego Rivera murió un 24 de noviembre de 1957 en la Ciudad de México, dejando a su patria la Casa-Museo Anahuacalli, donde actualmente se exponen sus obras, dibujos y colección de arte popular.

El libro Diego Rivera. Trazos del mito, editado por Artes de México no sólo nos da una exquisita degustación de las mejores pinturas de Rivera, sino que nos sumerge en su historia, desde su infancia, sus alcances y reflexiones. Cuenta con textos de Efraín Huerta, José Luis Trueba Lara, Armando Olivares Carrillo, Ramón Goméz de la Serna, Elena Poniatowska, Octavio Paz, Juan Rafael Coronel Rivera y Andrés Henestrosa.

Con información de Rivera, Diego. Diego Rivera. Trazos del mito, México: Concaculta, Artes de México, 2015, 119 pp.

Pinta murales, aunque sea en la imaginación, con Diego en gandhi.com.mx

Por Ruth Arista Castillo

MasCultura 10-ago-16

Facebook

Historial

Descarga