La firma de Truman Capote

La firma de Truman Capote

Nació bajo el nombre de Truman Streckfus Persons, pero con el tiempo y su escritura, se ganó el apellido Capote, que adoptó de su padrastro. De niño era bastante popular y siempre sobresalió más que cualquiera a la hora de la lectura. Cuando tenía alrededor de ocho años, un grupo de psiquiatras llegó a su escuela y aplicó pruebas de inteligencia, donde el joven Truman obtuvo un porcentaje bastante alto. Tras otras pruebas y un viaje a Nueva York, dejó de ir a las escuelas públicas para asistir a colegios especiales dadas sus capacidades.

De un humor ácido y carácter osado al tratar temas polémicos, durante la primera mitad del siglo XX, como el de la homosexualidad, supo aprovechar ambas cualidades en las circunstancias necesarias. En una ocasión, dentro de un restaurante, una mujer se le acercó a pedirle un autógrafo alrededor de su ombligo, en la dirección de los números de un reloj. Acto seguido, su marido, ebrio y furioso, se le acercó y sacó su sexo a exigirle lo mismo. Después de una pausa, el escritor lo miró y respondió: “no sé si podré escribir un autógrafo, pero tal vez sí pueda ponerle las iniciales.”

Truman Capote era muy cuidadoso a la hora de pensar en sus colegas escritores. Le gustaba Gabriel García Márquez y a Borges lo consideraba un escritor menor. Rechazaba a Sartre y de Kerouac llegó a decir: “Eso no es escribir, sino mecanografiar”.

Truman Capote nació el 30 de septiembre de 1924 en Nueva Orleans, Estados Unidos.+

Descarga

Facebook

Historial