El MUAC presentará exposición del artista Gregor Schneider

Schneider ha creado a lo largo de su trayectoria muchas construcciones espaciales que dislocan la idea de lo apacible y se presentan como recintos inquietantes que desconciertan, incomodan y asfixian.

La muestra incluye fotografías, videos, su obra más emblemática Haus u r (Casa u r) y una nueva pieza producida especialmente para el MUAC.

A la edad de 16 años (mediados de 1980), Gregor Schneider se fue a vivir solo a una casa familiar en la calle Unterheydener, en su ciudad natal Rheydt, cercana a Colonia, Alemania. La casa, situada en el número 12, se convirtió en un laboratorio donde experimentar con su producción artística, a través de objetos y moldes, y también con el espacio y su construcción.

Desde entonces y durante más de 20 años, se dedicó a reconstruir, rehacer y transformar las estancias de la casa: divisiones, paredes, agujeros y ventanas nuevas, habitaciones dentro de habitaciones, a tal grado que era imposible reconocer la estructura original del edificio.

Gregor Schneider. Kindergarten, exposición curada por Virginia Roy, que será inaugurada el 11 de febrero en el MUAC, propone sumergir al público en diversas estancias: un extraño cuarto de juegos infantil, un baño, una habitación enigmática y un dormitorio, para acabar saliendo por el garaje.
Café

Un mosaico de fotografías colocadas en la pared de un muro, en las que se podrá apreciar el trabajo de sus instalaciones anteriores, marca el inicio de esta muestra, la primera de este artista alemán que se realiza en Latinoamérica.

Hábitats inquietantes, perturbadores

Al ubicar sus habitaciones en una sala de exposición, la arquitectura del museo desaparece y se camufla, dando paso a una dislocación espacial, y a la vez temporal.

En esta transformación de lo vivencial, los espacios dejan de ser espacios funcionales, de una lógica inteligible. Por el contrario, Schneider potencia en ellos una pulsión de lo informe, convirtiendo la estructura habitacional en algo espectral y lúgubre. Al no estar habitado, la crudeza del espacio origina una manifiesta incomodidad. Lo apacible y acogedor de la casa se convierte en algo desconcertante; sus habitaciones se transforman en hábitats inquietantes y pierden su carácter de espacios íntimos, familiares y de cobijo.

Las habitaciones pierden su carácter íntimo y se convierten en un lugar público, visitado, o mejor dicho “invadido” por un espectador “intruso” que anula el umbral que distingue lo público de lo privado. Schneider hace de los espacios privados espacios comunes, fríos, anónimos; o también espacios intermedios, de conexión y desconexión, que participan de lo colectivo y a la vez de lo individual.

La muestra integra sus series fotográficas Haus u r [Casa u r] (1985-a la fecha), experimento constante de construcción y transformación donde el espacio intervenido adquiere nuevas presencias y significados; Totes Haus u r [Casa muerta u r] (2001) en la que registra, literalmente, el desmantelamiento de las habitaciones de su casa en Rheydt para trasladarlas a Venecia (proyecto por el que ganó el León de Oro) y también otros proyectos anteriores que ha desarrollado a lo largo de su carrera.

Die Familie Schneider [La familia Schneider] (2004), video instalación realizada en Londres, en la que superpone dos espacios idénticos y en la que reproduce también las mismas acciones, al mismo tiempo, con las mismas personas. Schneider explota así su estrategia de repetición y dualidad para poner de relieve la tediosa rutina y las actividades peculiares de una familia disfuncional.

Obra producida ex profeso para la exposición

Producida especialmente para esta exposición, Spielplatz [Parque] (2017) aborda la relación con los parques infantiles, comunes en Alemania, que proliferaron especialmente durante la reconstrucción urbanista de la posguerra y que él frecuentó en su infancia. Los espacios de juego infantil ponen de manifiesto la ambigüedad moderna de su concepción. Por un lado, son espacios para la espontaneidad y la liberación por medio de la actividad del juego; pero por otro, operan dentro de la normativización y el control que ejerce la sociedad moderna.

Schneider propone un terreno de juego no funcional donde las normas no son conocidas ni claras. Así, subvierte nuevamente lo utilitario y funcional que pudiera haber en los elementos y los espacios, como hacía inicialmente con las habitaciones. No se trata de una nueva formalización del juego, sino de crear un espacio de desconcierto y confusión donde, una vez más, no sabemos si Schneider parte de elementos biográficos reales o si todo es una ficción. Y especialmente, donde no sabemos cómo debemos actuar.

Gregor Schneider. Kindergarten, será inaugurada el 11 de febrero en el MUAC a las 13:00 horas. Permanecerá en exhibición hasta el 23 de julio en las salas 1 y 2.

MUSEO UNIVERSITARIO ARTE CONTEMPORÁNEO (MUAC). Insurgentes Sur 3000. Centro Cultural Universitario. Delegación Coyoacán. C.P. 04510. Horarios: miércoles, viernes y domingos de 10:00 a 18:00 hrs.; jueves y sábado de 10:00 a 20:00 hrs. Admisión: jueves a sábado $40.00 Público general. 50% de descuento a estudiantes, maestros, UNAM, INAPAM, jubilado ISSSTE e IMSS con credencial vigente; miércoles y domingo $20.00 público general. 2 x 1 estudiantes (con credencial vigente).

Facebook

Historial

Descarga