Select Page

Nevermore… Edgar Allan Poe

Huérfano desde los tres años y asustadizo, sobre todo ante la oscuridad, Edgar Allan Poe fue un niño que padeció desdichas toda su vida.

Poe aprendió matemáticas en un cementerio, ya que sumaba y restaba las fechas grabadas en las lápidas que figuraban como su pizarrón de clases. Además, para sus prácticas de gimnasia, se ejercitaba con palas en el camposanto que estaba cerca de su escuela, y cuando un miembro de la parroquia fallecía, los alumnos ponían en práctica sus peculiares tablas gimnásticas.

Hoy, 7 de octubre, nuestro querido poeta cumple 164 años de haberse marchado y junto con un cuervo que clama nevermore, aquí recordamos a Edgar Allan Poe.

 

 

Con información de “Vidas secretas de grandes escritores”, editado por Océano.

Mascultura 07-Oct-13

Facebook

Historial

Descarga