Subastas: ¿Quién da más?

Todos sabemos —por lo menos a grandes rasgos— lo que ocurre en una subasta gracias a referencias en películas, libros, revistas, o incluso alguna caricatura. La idea que persiste es que en las subastas sólo se encuentran objetos de joyería o piezas de arte de gran valor que pueden adquirir únicamente personas con muchos millones. ¿Cómo es en realidad el mundo de las subastas en la actualidad y en nuestro país? Zaida Rocha, Alejandra Rojas y Jesús Cruz, de Morton Subastas, nos lo explican.

En Morton Subastas existen departamentos especializados: Antigüedades, Arte Moderno y Contemporáneo, Joyería y Relojes, Vinos, Artes Decorativas y Libros y Documentos. Esta casa, como comenta Jesús Cruz, inició hace treinta años como galería de antigüedades, compra y venta de consignación. A partir de 1994 inició con subastas individuales por departamento y se celebra una subasta mensual. En el caso de las antigüedades es una labor ardua; el arte moderno ha sido un poco más sencillo porque es más actual, con los libros fue difícil en un principio, pero ahora con internet y con otros medios es un poco más sencillo comunicarte y mostrar algunas piezas para consignación, por un lado, y, por el otro, ofrecerlas a un posible comprador

Hay muchas maneras en las que uno se inicia como coleccionista. Jesús Cruz explica que hay a quienes no les gusta abrir sus regalos para conservarlos en perfectas condiciones; o dependiendo de su formación y profesión van haciéndose de un acervo; otras personas inician por el gusto de hacerlo cuando se encuentran con un objeto que les agrada y deciden adquirirlo. Por ejemplo, hay quienes después de haber visto muchos libros sobre diversos temas, deciden hacer una colección sobre uno en específico, como el caso del licenciado López Morton y los libros de exploradores. Incluso hay casos de quienes en vez de interesarse por un tema, buscan coleccionar obra de un mismo autor o de algún impresor

En lo que a libros se refiere, Morton Subastas ha manejado incluso ejemplares de los llamados incunables, tanto europeos como americanos, que datan de los siglos xv y xvi, y provienen de países como España, Italia o Alemania. Libros mexicanos también han estado presentes en las subastas de la casa Morton: un ejemplar de El llano en llamas autografiado por Juan Rulfo, la colección de có- dices de Lord Kingsborough, o una edición de 1570 del Vocabulario en lengua castellana y mexicana de Alonso de Molina, son una muestra de la gran calidad y enorme valor de lo que Morton Subastas ha vendido, procurando tener siempre primeras o valiosas ediciones de escritores mexicanos, latinoamericanos y de muchos otros lugares del mundo.

Las obras que se incluyen en las subastas pertenecen a los consignantes, y las personas interesadas en consignar algún objeto pueden consultar las vías de contacto en el sitio web de Morton Subastas. De esa forma pueden hacerles llegar imágenes con las piezas y así, el departamento encargado hace el análisis y se proporcionan los precios estimados de acuerdo con su análisis y valuación, y tomando también como referencia las ventas internacionales.

Morton Subastas es una refrencia en la venta de libros y bibliotecas de segunda mano. Actualmente, las subastas se enfocan en temas y secciones específicos como platica Alejandra Rojas. El próximo 5 de julio se llevará a cabo la Subasta de Fotografías, Grabados, Litografías, Libros y Documentos Antiguos y Contemporáneos. Hay una gran cantidad de piezas de un enorme valor: una carpeta con litografías de Claudio Linati, fotoserigrafías de Gabriel Figueroa, o algunas fotopostales de vistas de México de principios del siglo xx de Hugo Brehme.

La experiencia de ser parte de una subasta es tan valiosa como todo lo que en ella se ofrece. Y hay excelentes noticias: cualquier persona puede vivirla. Las subastas de Morton son abiertas al público y no se necesita invitación para poder asistir. Para participar únicamente hay que registrarse; en caso de tener interés en adquirir alguna pieza, es necesario hacer un depósito en garantía. Además, Morton ofrece la opción de participar en las subastas en línea o con ofertas de ausencia vía telefónica. No pierdas la oportunidad de ver de cerca una parte de la historia y, como afirma Zaida Rocha, tocar y sentir estos objetos que tienen alma y que no se consiguen fácilmente en el mercado: “En Morton somos simples custodios de estas piezas y buscamos que sigan su camino”.

Por Angélica Fajardo C

MssCultura 11-julio-17

Descarga

Facebook

Historial