Hijo de Ernesto Sábato proyecta abrir un museo en la casa de su padre

El director de cine Mario Sábato anunció hoy a Efe que proyecta abrir un museo en la casa de su padre, Ernesto Sábato, para cumplir "con un sueño" del escritor argentino que en junio próximo cumplirá cien años.

La residencia, situada en la localidad bonaerense de Santos Lugares, "va a ser restaurada íntegramente para que puedan exhibirse los objetos de mi padre", aseguró Mario Sábato, quien el año pasado estrenó una película sobre la vida del autor de "El túnel".

El cineasta dijo que el próximo 24 de junio, cuando su padre cumplirá cien años, planea colocar "una placa" en el frente de la vivienda como primer paso de lo que será el museo.

"La casa tiene toda una historia. Por eso es importante mostrarla y para eso contamos con la ayuda de autoridades de la provincia de Buenos Aires y del municipio Tres de Febrero", al que pertenece la apacible San Lugares, en la periferia de la capital argentina.

Mario Sábato estimó además que las futuras visitas al museo en honor a su padre, nacido en la localidad bonaerense de Rojas, "serán coordinadas con distintas entidades culturales".

El cineasta acudió al acto que el Consorcio Interuniversitario Italiano para la Argentina (CUIA) llevó a cabo hoy en Buenos Aires en homenaje al escritor por los lazos "italianos y argentinos" reflejados en su obra, explicó.

"Es parte de una catarata de homenajes que están haciendo a mi padre porque está llegando a sus cien años. En este caso, se destacaron la relación de mi familia y de la obra de mi padre con sus orígenes calabreses", detalló el director.

Ernesto Sábato, cuya familia proviene de la Calabria italiana, ganó fama internacional en 1961 con la novela "Sobre héroes y tumbas" y su consagración llegó en 1974 con "Abaddón el exterminador", premiada en Francia.

Esas dos obras completaron una trilogía junto a su primera novela "El túnel" (1948), obra que, desvalorizada en su día en Argentina, "maravilló" al novelista francés Albert Camus.

Afín al socialismo, Sábato también ha sido reconocido por su defensa de los derechos humanos. En 1984, presidió la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas que redactó el "Informe Sábato" o "Nunca más" sobre los horrores de la última dictadura militar (1976-1983).

Entre los numerosos premios que recibió también figuran el Menéndez Pelayo (1997) y el Gabriela Mistral (1983), otorgado por la Organización de Estados Americanos.

Pero uno de los reconocimientos más emotivos de su vida le llegó en 2004, cuando fue homenajeado con reiteradas ovaciones durante el III Congreso de la Lengua que fue organizado en la ciudad argentina de Rosario.

Buenos Aires, 19 abr (EFE)

Facebook

Historial

Descarga