Select Page

Kit para iniciarse en Santa Sabina

El pasado 11 de marzo se cumplió un año desde que la vocalista de Santa Sabina, Rita Guerrero, perdiera la vida a causa de un cáncer de mama contra el que no pudo luchar más. Tenía tan sólo 46 años. Fue una pérdida muy sensible para el rock mexicano, debido a que Rita y la banda que lideraba fueron referentes de la música en nuestro país por más de 15 años. El estilo de canto de Guerrero, con educación operática, aunado a su gusto por salir al escenario con vestidos reveladores (negligees vampíricos, podría decirse) fue inigualable. Las letras, que escribía principalmente ella o bien la poeta Adriana Díaz Enciso, eran oscuras, reflexivas y en más de una ocasión, reflejo de la problemática de la sociedad mexicana, especialmente en los tiempos posteriores al surgimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en el estado de Chiapas. El carisma de Rita y el magnetismo de su voz gozaban de un maridaje perfecto con el talento extraordinario de los músicos que completaban la alineación, en todos sus momentos: la batería de Patricio Iglesias, autodidacta en tonos jazzeros, el bajo de Alfonso Figueroa, quien estuvo ahí hasta el final; los teclados de Juan Sebastián Lach y las guitarras, primero de Pablo Valero y después de Alejandro Otaola, cuyo estilo más jazzero y experimental complementó perfectamente al grupo después de la salida de Pablo. Santa Sabina tuvo más cambios en su alineación a lo largo de los años, pero los aquí mencionados son los responsables de los cuatro discos que se compilan en Recupera tus clásicos: Santa Sabina.

Este kit para iniciarse en Santa contiene las cuatro primeras producciones del grupo: tres discos de estudio y un en vivo acústico extraordinario, con el que se entiende el fenómeno desatado por la combinación de tanto virtuosismo; sin demeritar sus grabaciones, lo más espectacular de Santa Sabina eran sus presentaciones. A continuación, una breve reseña de cada uno de estos discos.

SANTA SABINA
El disco debut de 1992, homónimo, con un sonido ya definido pero quizás un poquito más tosco comparado con el que lograron en años posteriores. De aquí salieron grandes éxitos, como “Azul casi morado” y “Chicles”; la faceta teatral de Rita y la impactante combinación que podía lograr con su voz empezaban a vislumbrarse en “Mírrota”.

SÍMBOLOS
Más oscuro que su predecesor, el álbum de 1994 contiene canciones hermosas como “Luz del mar” y clásicos como “Estando aquí no estoy”; producido por Adrian Belew, de King Crimson. Esta mancuerna surge a partir de que Santa fue un grupo con fuerte influencia del rock progresivo, que se cuela por momentos en sus composiciones.

CONCIERTO ACÚSTICO
Con este concierto y su publicación, la banda festejó su séptimo aniversario. El acústico era una faceta sensacional de los shows de Santa Sabina, tanto así que años después grabaron un MTV Unplugged, de los más brillantes de la serie.

BABEL
Este es el disco en el que el sonido del grupo se encuentra más consolidado, más puro y más brillante. Fue precisamente con él que lograron un relativo éxito comercial, gracias a sencillos como “La garra” y “El ángel”.

Por: Leonora Milán

Imagen: Rita Guerrero vocalista de Santa Sabina.
Mascultura 21-Mar-12

Facebook

Historial

Descarga