Guerra de guerrillas: EL ARTE CORREO Y EL GRAN MONSTRUO de Ulises Carrión

¿Qué es el arte? Piénsenlo en pocas palabras. Puede que respondan que es lo que está publicado en un libro o encerrado en un museo. Puede haber un sinfín de respuestas, pero ¿se imaginan un arte donde el soporte sea el servicio postal? En nuestros días el correo es algo ya arcaico cuando existen los e-mail, pero durante la segunda mitad del siglo pasado existieron artistas que llevaron el arte y el correo hasta sus últimas consecuencias.

El Arte Correo y el Gran Monstruo” (Tumbona Ediciones, 2013) de Ulises Carrión es parte de un proyecto desarrollado por la editorial Tumbona, Juan J. Agius y Heriberto Yépez: Archivo Carrión. Éste libro es el segundo ejemplar de la empresa que busca darle el lugar que merece al artista interdisciplinario, nacido en Veracruz en 1941 y fallecido en Ámsterdam en 1989.

En este libro nos encontramos con muchos de los proyectos que Carrión llevó a cabo. Como uno de los exponentes principales y exhaustivos del Arte-Correo, aunque quizá a él le haya tenido sin cuidado esta aclaración, Carrión también fue, hacia el final de sus días, uno de sus críticos más severos, sin dejar jamás de lado su particular tono e ironía para marcar las cosas.

Postales, sellos, publicaciones, portadas de revistas, exposiciones, son parte de la vasta obra que presenta “El Arte Correo y el Gran Monstruo”. Sus textos, como tratados teóricos en torno a su quehacer artístico, son parte central del libro para adentrarnos y entender más a fondo los fines políticos y estéticos que le interesaban a Carrión tanto desarrollar como criticar.

Adelantado a muchas de las cosas que nos traería el internet, Carrión prefiguró formas distintas de las ya establecidas para concebir el quehacer del artista. Las Obras-Libros o el proceso de exposiciones son otros de sus gratificantes ejemplos. En éstos, deja de existir la a veces perjudicial atomización del trabajo, es decir, el artista ya no se centraba únicamente en producir una obra –incluso, en muchas ocasiones, ni siquiera él sólo, sino colectivamente–, ahora también se enfocaba en establecer un sistema de comunicación donde, en el caso de la escritura, la redacción del texto es únicamente una parte de todo el amplio proceso comunicativo, igualmente importante como buscar el material para el libro, el papel y difundirlo, una vez concluido. ¿No les parece que es como tener uno su propio blog –sólo que de manera física– a la hora de escoger plantillas, escribir, editar y postear?

“El Arte Correo y el Gran Monstruo” nos ponen en frente a un hombre que se cuestionaba todo sobre su labor. Cosas y situaciones que son de lo más comunes hacer hoy en día, para el momento en el que Ulises Carrión las planteaba eran totalmente revolucionarias y provocadoras. Legalidad, copia, originalidad, reproducción, degeneración son unas de las ideas que se problematizaban en su cabeza. Y pensar que actualmente, mientras estas cuestiones siguen dando de qué hablar, para la década de los 80’s, Carrión ya las había incluso subvertido.

Mientras esperamos los siguientes ejemplares del Archivo Carrión sumerjámonos a “El Arte Correo y el Gran Monstruo” o “El arte nuevo de hacer libros” –la primera entrega– para que cuando sea necesario podamos encarar el Gran Monstruo que nos oprime y nos reta. “Cada invitación que recibimos para participar en un proyecto de Arte Correo es parte de la guerra de guerrillas contra el Gran Monstruo.”

Rolando Ramiro Vázquez Mendoza

Imagen: Portada del libro “El Arte Correo y el Gran Monstruo”, de Ulises Carrión.
Mascultura 21-Abr-14

Descarga

Facebook

Historial