Escuchando a Benjamín

A sus nueve años, la vida de Ben está plagada de miedo: le teme a su tía autista, cuyo silencio le resulta inquietante; le teme a su violento abuelo paterno; le teme a un desastrado pintor amigo de su madre, quien al parecer cultiva entre sus aficiones la pedofilia; para colmo, la mamá de Ben es una mujer perversa que goza de atormentar al hijo. Una noche, en vísperas de un viaje de sus padres, Ben decide ocultarse en el desvencijado desván de su casa para arruinarle el viaje a su madre. Desde ese lugar, a través de los resquicios de la madera, el niño observa a su familia y se descubre el extraño poder de escuchar los pensamientos de quienes observa. Pronto, Ben descubrirá dos cosas: en primer lugar, que no está solo; en segundo lugar, que el ser que lo acompaña es todo menos benigno: al parecer, tiene un plan macabro. La vida de los habitantes de esa casa corre peligro.

Benjamin es la primera novela del escritor argentino Federico Axat (1975). Si se busca una historia perturbadora, cuyo ritmo no decaiga y cuyo desenlace depare al lector sorpresas mayúsculas, esta es una muy buena opción. El autor se muestra muy ducho para ocultar datos cruciales, de modo que se estimule la atención de quien lee, así como para manejar varias líneas narrativas que en primer termino parecen desligadas, pero que acaban confluyendo.

Uno de los reparos que podría hacérsele al libro es que, en aras de conservar el ritmo y llegar sin tropiezos a la impactante resolución, en ocasiones sacrifica la configuración de los personajes. Hay un suicidio, por ejemplo, cuya motivación es muy débil, casi incomprensible. Respecto de la edición, parece algo descuidada: no abundan las erratas, pero en ocasiones los personajes hablan un español neutro, como el narrador, mientras que de pronto los descubrimos hablando un español argentino y más adelante, para nuestro pasmo, nos damos cuenta de que hablan español de España. El español neutro habría sido adecuado, ya que la historia se desarrolla en Estados Unidos.

No es Benjamin una novela de ideas ni pretende cambiar la vida de nadie. Pero quien guste del terror y del suspenso seguramente la disfrutará a rabiar. Una historia bien contada como esta siempre se agradece.

Javier Munguía
http://www.javiermunguia.blogspot.com/

Benjamin de Federico Axat en Gandhi

Imagen uno: Extracto de Portada del libro Benjamin de Federico Axat

Imagen dos: Federico Axat autor de Benjamin

Imagen tres: Portada del libro Benjamin de Federico Axat

Facebook

Historial

Descarga