Películas con un toque de literatura

Para muchas personas, el amor a la literatura está proporcionalmente ligado a la pasión por el cine. Usualmente estas dos expresiones se unen cuando los grandes estudios cinematográficos deciden hacer adaptaciones de toda clase de libros, aunque los resultados no son siempre los mejores.

Pero en esta ocasión nos alejaremos por completo de la transformación novela-película y vamos a presentarles seis filmes que se desarrollan en ambientes bibliófilos, y que sobre todo son perfectos para cualquier amante de la literatura.

 

“Medianoche en París” de Woody Allen

¿Alguna vez se imaginaron ver en la pantalla grande una reunión tan ilustre como la que presenta Woody Allen en "Medianoche" en París? Si no han visto esta película sólo basta con colocar a Ernest Hemingway, Scott y Zelda Fitzgerald, Salvador Dalí, Pablo Picasso, Luis Buñuel, T.S. Eliot, Gertrude Stein, Man Ray, Cole Porter y Henri de Toulouse-Lautrec en un mismo plano para darse cuenta del festín artístico y literario que está por venir. Con recursos llenos de fantasía que nos transportan a distintos periodos en la escena cultural parisina, “Medianoche en París” es un experimento que cualquier amante de la literatura disfrutará de principio a fin.

“La sociedad de los poetas muertos” de Peter Weir

Inculcar el gusto por la lectura no es una de las tareas más fáciles que tienen los profesores. La apatía y el desinterés de muchos jóvenes por tomar un libro y leerlo de principio a fin es un problema que siempre ha existido. Tal como lo muestra esta película de 1989 protagonizada por Robin Williams, donde él interpreta a un maestro de literatura que utiliza la poesía (iniciando con Walt Whitman) para lograr un cambio en la vida de cuatro alumnos.

“Kill your darlings” de John Krokidas

¿Quién lo diría? Después de haber interpretado a uno de los magos más famosos de la literatura, Daniel Radcliffe sorprendió a todos en esta película del 2013 donde da vida al poeta de la generación beat Allen Ginsberg. Estrenada en 2013 durante el festival de Sundance, “Kill your darlings” cuenta la vida del autor de “Aullido” en sus años universitarios donde conoce a Lucien Carr, un adonis sumamente culto que lo conducirá al mundo bohemio de artistas y escritores como Jack Kerouac y William Burroughs.

“Más extraño que la ficción” de Marc Foster

En un caso similar a la célebre “Niebla” de Miguel de Unamuno, el protagonista de esta película (Will Ferrell) comienza a escuhar una voz femenina narrar cada una de sus acciones durante todos los días. Tal como si fuera un personaje más en una historia de ficción, Harold Crick intenta comunicarse con la voz desconocida, pero ante su fracaso decide buscar ayuda con un profesor universitario (Dustin Hoffman), quien le dará una lista de los posibles escritores que podrían estar detrás de este extraño suceso.

“La señora Parker y el círculo vicioso” de Alan Rudolph

Nueva York en los fabulosos años veinte. Una de las mujeres más atractivas y talentosas en la escena literaria fue sin duda alguna Dorothy Parker. Escritora y periodista de la vida urbana, Parker asistía con frecuencia a las fiestas más exclusivas y lujosas de aquel tiempo, sobre todo las que se realizaban en el mítico hotel Algonquin, donde justamente se desarrolla esta película dirigida por Alan Rudolph. “La señora Parker y el círculo vicioso” gira en torno a la vida de la también poeta y cuentista, su carrera, sus romances y amistades con toda clase de actores, poetas, críticos y humoristas son expuestos en este largometraje que compitió por la Palma de oro en el Festival de Cannes de 1995.

“Tienes un e-mail” de Nora Ephron
Aunque el punto central de esta comedia romántica sea un enamoramiento por mera correspondencia digital, debemos destacar que el mundo de sus protagonistas Tom Hanks y Meg Ryan gira alrededor de los libros. Ambos son dueños de librerías en Nueva York: ella dirige un pequeño negocio especializado en literatura infantil y él es dueño de una enorme cadena de librerías; lo mismo con sus respectivas parejas, pues ellos también trabajan o escriben para la industria editorial. Una razón más para ver esta película es la tierna escena donde el personaje de Meg Ryan lee en voz alta un extracto del libro “Boy” de Roald Dahl a un grupo de niños.

 

Por Orianna Martínez

Mascultura 25-Dic-14

 

Facebook

Historial

Descarga